El PP de Casado entierra la ‘era Arriola’ al prescindir de sus servicios

El nuevo presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha decidido prescindir de los servicios de Pedro Arriola, el gurú de sus antecesores José María Aznar y Mariano Rajoy. Tras sacar de la Diputación Permanente del Congreso después de 30 años a su esposa, Celia Villalobos, el líder del PP da un paso más en la nueva etapa del partido.

Según lainformación.com, Casado ha puesto fin a la era Arriola en el PP al dejar de contar con sus servicios, con lo que finaliza una relación que data de los noventa, “cuando el sevillano fue contratado por la formación conservadora para realizar análisis electorales y sociales personalizados”.

Según este diario, Arriola se convirtió en el blanco de las críticas internas en el partido  durante los últimos años, al no entender muchos de sus integrantes excesiva confianza que mantenía Rajoy con él. Como ejemplo de esta relación privilegiada, Arriola facturaba directamente a Génova a cambio de informes y explicaciones concretas y tenía línea directa con Rajoy, tanto en La Moncloa como en Génova.

Casado ha decidido confiar su ‘aparato demoscópico’ a Narciso Michavila y su empresa Gad3. Este sociólogo ya ha colaborado anteriormente con el partido de la mano de la anterior secretaria general, María Dolores de Cospedal. La diferencia entre Michavila y Arriola es que el primero trabaja para varios clientes, siendo uno de ellos el PP.

Además de esta empresa externa, Casado ha configurado un equipo de asesores en materia de comunicación en torno al nuevo secretario general, Teodoro García Egea, y coordinados por Javier Maroto, vicesecretario general.