Un abogado de Puigdemont pide amparo al Colegio tras el ‘error’ al traducir a Llarena

Uno de los abogados del equipo de defensa de Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, ha anunciado este lunes su intención de solicitar amparo al Colegio de Abogados de Madrid ante las "amenazas, injurias y calumnias" que, ha afirmado, está sufriendo en el ejercicio de su labor de defensa. Precisamente, el viernes se supo que el eurodiputado del grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ALDE) Enrique Calvet ha denunciado a Boye ante el propio Colegio de Abogados de Madrid por "falsear" la denuncia contra el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Según se conoció la semana pasada, en la demanda contra Llarena presentada en Bélgica hay un error en la traducción de las palabras del juez que modifican el sentido de un inciso en el que el juez aplicaba la presunción de inocencia.

Las declaraciones de Llarena tras participar en un curso en Oviedo fueron: “No es el caso que estamos llevando ahora en el Tribunal Supremo, se trata de comportamientos que aparecen recogidos en nuestro Código Penal y que, con independencia de cual haya podido ser la motivación que les haya llevado a las personas a cometerlos, si es que esto ha sido así, pues tienen que ser investigados”. En la traducción jurada al francés, esa última frase podría entenderse en un sentido más afirmativo y traducirse como “y sí es lo que se ha producido, hay que hacer una investigación”.

Según Boye, lo que ocurrió es “un mero error de traducción” y no existió ningún tipo de intencionalidad ni cambió el sentido de la demanda. Ahora, ha decidido recurrir al Colegio de Abogados de Madrid para “garantizar la libertad e independencia imprescindible de la abogacía en un Estado de derecho”.

Calvet, por su parte, remitió un escrito al colegio en el que considera el texto de la denuncia una “ofensa grave a la dignidad de la profesión de abogado, a las reglas éticas que la gobiernan y a los deberes establecidos en el Estatuto General de la Abogacía española”. “La ofensa grave a la dignidad de la profesión se ve reforzada por el hecho de permitir que un acto deliberado y doloso tenga consecuencias económicas para el Estado español”, escribió el eurodiputado en su cuenta personal de la red social Twitter.