Torra apuesta por la ‘movilización permanente’ e ‘ir hasta el final’ si hay condenas por el 1-O

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha apelado este lunes a la movilización popular en la calle y ha asegurado que tiene intención de culminar el proceso independentista: "Llegaré hasta el final. Mi único límite es el Parlament de Cataluña". "Es el único al que debo lealtad y, por tanto, sobre el tema obediencia llegará tan al final como el Parlament quiera llegar", ha dicho en una entrevista de TV3, en la que ha asegurado no tener miedo de la amenaza de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y ha afirmado que no se ha planteado tener que exiliarse.

Torra ha defendido que el proceso judicial contra los líderes soberanistas es “una farsa instruida desde el Gobierno español que tiene la voluntad de destruir una idea y de descabezar el proceso independentista”, como dijo la exvicepresidenta del Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado. A su juicio, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “alguna cosa debe poder hacer” en la causa del 1-O. Esta afirmación se produce coincidiendo en el emplazamiento al jefe del Ejecutivo del vicepresidente catalán, Pere Aragonès, quien en una entrevista en El País pide a Sánchez que “oriente” a la Fiscalía General del estado sobre los dirigentes independentistas presos. En todo caso, Torra ha advertido de que “el 80% de los catalanes que están en contra de la represión no acatarán la sentencia y hay que dar una respuesta de país”, porque “cualquier sentencia que no sea una absolución será una sentencia injusta”.

Sobre su próximo encuentro con el presidente del Gobierno, Torra ha explicado que ambos están intentando “encajarlo” en sus agendas “en torno al mes de octubre”. Ha asegurado que este verano ha intercambiado “un par de whatsapps” con Sánchez, a quien en su primer encuentro, el pasado 9 de julio en la Moncloa, propuso celebrar una segunda reunión en otoño. Y ese encuentro, según el ‘president’, deberá servir para abordar, entre otras cuestiones, el asunto de los “presos políticos y exiliados”, así como el “derecho a la autodeterminación” de Cataluña, ya que “los temas políticos deben resolverse políticamente, con todos los riesgos y consecuencias”.

En cuanto a la conferencia que pronunciará este martes para marcar el rumbo de los próximos meses, ha asegurado que ya avanzó sus contenidos a los miembros de su Govern, algunos de los cuales le han hecho “sugerencias” que ha incluido en el texto. Según Torra, la conferencia “recoge las voces del Govern y va más allá”, ya que “aspira a recoger la voz del independentismo central, mayoritario”.

El texto, cuyos “rasgos esenciales” ha compartido “con mucha gente que piensa diferente”, busca “un común denominador que pueda servir a todo el independentismo para retomar la iniciativa”. “Nos conviene que los pasos que demos a partir de ahora los demos juntos, porque es la manera de ganar”, ha remarcado Torra, que da por acabada la “fase de la restitución” tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Torra ha subrayado que el “punto de unión” en el independentismo y en otros sectores de la sociedad catalana es la defensa de los “derechos civiles y sociales y el derecho a la autodeterminación”.

‘El nostre moment’, cómo y cuándo reactivar la república

La conferencia de Torra para iniciar el curso político en Cataluña se producirá este martes a las 19 horas en la Sala Gran del Teatre Nacional de Catalunya (TNC) y tendrá por título ‘El nostre moment’, ‘Nuestro momento’, lo que alude veladamente a lo que el presidente ha venido desarrollando en los últimos meses: considera que en un futuro próximo habrá otro ‘momentum’ en el que el soberanismo podrá reactivar la república con garantías de éxito.

En un acto en Barcelona el 25 de junio de pasado, el presidente catalán ya expuso que apuesta porque instituciones y sociedad civil busquen “crear un momento, una oportunidad” para volver a impulsar la república y, esta vez, sí hacerla efectiva. Y en las últimas semanas el soberanismo ha empezado a debatir si este momento debe ser cuando haya eventuales sentencias condenatorias a los presos soberanistas, cuyo juicio aún está pendiente de fecha.

El presidente ha rechazado por ahora concretar el contenido de la conferencia, pero sí ha esbozado algunos de los puntos que tendrá; entre ellos, un análisis de la situación actual y “autocrítica” sobre episodios del pasado, como el de la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre de 2017 que dio pie a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El inicio del curso parlamentario estará marcado por ese encuentro que esperan mantener Sánchez y Torra y por otras fechas clave: el 6 de septiembre habrá una Junta de Seguridad con representantes de la Generalitat y el Estado, el 11-S tendrá lugar la tradicional fiesta anual de la Diada y a finales de mes está previsto el arranque definitivo del nuevo partido de Puigdemont, la Crida Nacional. En octubre la actividad mantendrá la intensidad: el día 1 será el primer aniversario del referéndum, y el 2 empezará el debate de política general en el Parlament, donde los partidos traducirán en resoluciones sus intenciones para el nuevo curso.