Moncloa exige a Torra que rebaje la tensión después de que Sánchez amenazase con volver a aplicar el 155

El Gobierno ha instado este viernes al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a que rebaje la tensión y no entre en una "escalada dialéctica", sino que aproveche el camino del diálogo institucional abierto y dé "una oportunidad" a la política para solucionar el conflicto. La reacción de Moncloa se ha producido horas después de que el Pedro Sánchez amenazara de una forma velada a Torra con aplicar el 155 si se saltaba la legalidad, una 'amenaza' que ha "sorprendido" al propio Torra porque creía "haber entendido que a un problema político" le correspondía "una solución negociada política".

La portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, ha reiterado este viernes en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros que Torra “sabe perfectamente a qué conduciría el camino de la quiebra legal, de la unilateralidad o el del desacato”, tal y como el jueves le advirtió el presidente del Gobierno desde Bogotá.

Eso sí, Celáa ha descartado que esta afirmación se refiera a la aplicación del artículo 155 de nuevo en Cataluña. “El artículo 155 no ha sido objeto de debate por este Gobierno en ningún momento”, ha afirmado Celáa, quien ha añadido que “ni se ha mencionado, ni se ha hablado, ni ha sido objeto de ningún tipo de consideración”.

Ha asegurado que el Ejecutivo no tiene intención de establecer ningún ultimátum porque este no es el camino que conduce a la normalidad en Cataluña, pero ha avisado a Torra de que tiene que ser el presidente “de todos” los catalanes y tener la “suficiente inteligencia” para aprovechar el camino abierto a nivel político con el diálogo. Por eso ha insistido: “Demos una oportunidad a la política, porque el otro camino ya lo conocemos”.

Celáa también ha dejado claro que el Gobierno no aceptará “de ninguna de las maneras” la celebración de un referéndum en Cataluña, aunque sea no vinculante, porque no es constitucional y está fuera de la ley.

Lo que sí ha planteado Sánchez, según ha recordado Celáa, es trabajar en sede parlamentaria por un acuerdo sobre el Estatut catalán, y ese acuerdo “es lo que podría votarse, no un referéndum de autodeterminación“, ha aseverado. “El Gobierno sabe perfectamente cuales son los límites de la ley, lo dijo ayer el presidente, no nos van a embaucar nadie”, ha garantizado la también ministra de Educación, quien ha abogado por dar una oportunidad al diálogo en el marco de la ley y la Constitución.

La amenaza velada de Sánchez

Pedro Sánchez avisó este jueves a Torra, de las consecuencias que tendría retomar una vía unilateral por la independencia de Cataluña. “Torra sabe perfectamente cuál es el camino que depararía volver a la quiebra de la legalidad”, advirtió. Sánchez, que se encuentra de visita oficial en Colombia, valoró en una rueda de prensa conjunta con su homólogo en el país latinoamericano, Iván Duque, la información publicada este mismo jueves por La Vanguardia.

Según el diario catalán, Torra planteará el próximo 4 de septiembre en su conferencia en Barcelona la desobediencia a la sentencia del 1 de octubre, un ultimátum al Gobierno para negociar un referéndum y, finalmente, impulsar una ruptura con el Estado.

“El presidente Torra sabe perfectamente cuál es el camino que depararía volver al unilateralismo, a la quiebra de la legalidad, al desacato. El Gobierno tiene claros los límites. Dentro de la legalidad, estamos dispuestos a hablar con el Govern”, ha apuntado Sánchez en su intervención.

En este sentido, ha afeado a Torra que “cuando dice las cosas que dice” no se dirija “a la mayoría de los catalanes”. “La política tiene que estar al servicio de la convivencia, y el Govern tiene que representar a la mayoría de catalanes“, ha añadido.

Además, Sánchez también ha hecho alusión a la escalada de tensión en Cataluña, en especial después de la agresión sufrida por un cámara de Telemadrid en la manifestación contra la violencia convocada por Ciudadanos en la capital catalana.

“La seguridad en las calles afecta a todos, a las administraciones públicas y a todos los partidos. La convivencia es asunto de todos. Insto a todos los actores catalanes a construir convivencia y no ahondar en fractura social”, ha apostillado el presidente.

Torra, ‘sorprendido’ con la amenaza

La respuesta de Torra no se ha hecho esperar. A través de Twitter, el presidente de la Generalitat ha respondido que el Govern apuesta por buscar una solución política “a un problema político” y que defenderá siempre la vía del diálogo, la “no violencia” y “la obediencia al pueblo de Cataluña”.

¡”Querido presidente Sánchez, creía haber entendido que a un problema político íbamos a buscarle una solución política”, ha escrito Torra, que este viernes realizará una visita institucional a Perpiñán (Francia) y presentará una exposición sobre el referéndum ilegal del 1 de octubre. “Por nuestra parte, siempre nos encontrarás en la vía de la obediencia al pueblo de Cataluña, el diálogo, la convivencia y la no violencia. Un abrazo”, añade Torra en el tuit.

Horas después, desde Perpiñán, a donde acudió para inaugurar una exposición llamada 55 urnas para la libertad, Torra, ha reprochado a Sánchez que “amenace” con el artículo 155, en lugar de exponer “de una vez por todas” su propuesta para Cataluña, y le ha advertido de que su “obediencia” es sólo al Parlamento catalán.

El president ha lamentado que, a pesar de que “parecía que entrábamos en una nueva etapa de diálogo y de negociación“, Sánchez “amenace con aplicar el 155 y cosas de estas que, hasta ahora, las habíamos escuchado mucho en el pasado con un determinado partido político, aunque el PSOE también votó a favor del 155”.

Ha confesado además su “sorpresa” ante esas palabras de Sánchez: “Me han sorprendido porque creía haber entendido que a un problema político como el que tiene Cataluña, en el ejercicio de su autodeterminación, le íbamos a aplicar una solución negociada política. Y de repente nos encontramos con la amenaza de que se nos puede aplicar el 155”. “Nosotros no amenazamos a nadie -ha subrayado-. Vamos con la bandera del diálogo, la convivencia y la democracia, sólo tenemos esas banderas, no podemos amenazar al Estado español de nada”.

Es por ello que ha dejado claro que su Ejecutivo y el independentismo están y estarán “siempre sentados en la mesa de negociación”: “La bandera del diálogo y la negociación es nuestra, como la bandera de la convivencia y la bandera del derecho a la autodeterminación”, ha reafirmado.

“Pero esperamos que Sánchez, de una vez por todas, exprese cuál es su proyecto político para Cataluña. No lo tenemos claro, no se nos ha dicho. Al menos confío que en la próxima reunión en octubre se nos exprese cuál es su proyecto para Cataluña, teniendo en cuenta que venimos de un referéndum de autodeterminación y de una declaración política de independencia. Ese es el punto de partido que nosotros ponemos sobre la mesa”, ha sentenciado.

Torra ha afirmado que el Govern “no se levantará nunca de una mesa de negociación”, ya que “un conflicto político se debe resolver políticamente”. “A partir de ahí, veremos cuál es finalmente no solo la predisposición al diálogo, la retórica y las fotos, sino también los hechos reales y concretos por parte del Estado”, ha expresado, recordando que “hasta ahora hemos visto a la Fiscalía actuar como ha actuado o la cuestión de las embajadas, pero no hemos visto ningún gesto”.

El dirigente ha recalcado también que su “obediencia y lealtad” es sólo hacia el Parlamento de Cataluña y las decisiones que ahí se tomen, pues es el lugar del que “radica la soberanía de los catalanes” y él “tendría un problema si no obedeciera” a la cámara catalana.

El PP exige a Sánchez que “ponga orden”

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, ha insistido este viernes a Sánchez en que “si los independentistas siguen por la ilegalidad y el Gobierno no pone orden en Cataluña”, instarán a que se ponga en marcha el artículo 155. Con motivo del acto de inicio del curso político del PP andaluz, Casado ha asegurado a los periodistas en este sentido que los populares garantizarán, “como nada más puede hacer el PP, los votos suficientes” para activar tal iniciativa política.

Preguntado por el cruce de declaraciones entre Sánchez y Torra, el dirigente popular ha indicado que el presidente del Gobierno “no puede tolerar ningún chantaje por los independentistas” y que “son rehenes de los votos de la moción de censura”. “Sánchez insinúa aplicar el artículo 155 sin hablar con el único partido de España que puede tener los votos para que se aplique, que es el PP”, ha destacado tras recordar que ya se los ofreció.

Ha añadido que le comentó que “si los independentistas seguían en la ilegalidad, España tenía que volver a aplicar su Constitución” y que “el problema” es que “Torra le tiene cogida la medida a Sánchez”.

También ha explicado que “igual que fue a Moncloa con el lazo amarillo insultando a los españoles, igual le está diciendo e hizo que se acercaran a los políticos presos secesionistas y ahora dice que se deje de plantear medidas”, que Pablo Casado resalta que “son plenamente legales y constitucionales”.