Luis Enrique: “No hablo de los ausentes, pero en el futuro habrá más sorpresas”

El nuevo seleccionador nacional asegura que no tuvo intención "de hacer una revolución", pero sí vio "necesario evolucionar el estilo"

El nuevo seleccionador nacional, Luis Enrique, negó haber querido hacer una “revolución” con su primera lista de convocados, pero sí vio “necesario evolucionar el estilo”, así como valoró las once incorporaciones y no quiso pronunciarse sobre algunos de los grandes ausentes, entre ellos Jordi Alba o Koke, en la convocatoria para los encuentros ante Inglaterra y Croacia de la Liga de Naciones.

“No he tenido la intención de hacer una revolución, pero sí evolucionar el estilo, que en estas últimas fases finales, creo que era necesario. No me he fijado ni en la edad, ni en si son más altos, más guapos o más bajos. Me fijé en aquellos que considero los mejores jugadores. Los cambios los han marcado el nivel y el rendimiento de los futbolistas”, señaló Luis Enrique en rueda de prensa en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid).

El nuevo seleccionador nacional reconoció haber confeccionado su primera lista “empezando por una serie de fijos” y completándola con quienes consideraba más adecuados. Esta situación ha generado grandes “sorpresas” ya anunciadas por el asturiano el día de su presentación, así como otras importantes ausencias de las que no tiene nada que opinar “ni positivo ni negativo”.

“No he tenido prácticamente dudas, la idea estaba clara. Adelanté que habría sorpresas y sé que en el futuro habrá más. Entiendo el interés en cualquier jugador que no esté en la lista, pero de ellos no tengo motivos para que no estén, y sí que estoy lleno de motivos para los que sí se encuentran en ella”, añadió.

Koke y Jordi Alba son, sin duda, las dos grandes ausencias en esta convocatoria de 24 jugadores, aunque Luis Enrique no le cerrará la puerta a ningún jugador “por ningún motivo”. De esta manera, antiguos integrantes de la selección como Pepe Reina e, incluso, Iker Casillas pueden ser tenidos en cuenta en un futuro, sobre todo porque “en ningún caso han dicho que no quieren venir a la selección”.

Entre las 11 novedades, se encuentran el central del Nápoles Raúl Albiol, dejando claro que “la edad no es un impedimento para volver a la selección“, el mediocentro Rodri Hernández con el que se deshizo en halagos gracias a su “gran capacidad para aguantar el balón, su visión periférica continua y su solución perfecta para centrales”, y un Dani Ceballos al que premia su paso al frente con el Real Madrid. “Es importante para nosotros que jugadores de la Sub-21 lo hagan bien, y Ceballos ha sido el más habitual”, recalcó.

El técnico asturiano no resolvió la duda en la portería, abriendo ese debate al tercer guardameta de la lista, el fichaje del Betis Pau López, al que ya conoce de su larga estancia en el Espanyol donde ya demostró su “fuerte personalidad” unida a su “juventud y potencial necesario” para entrar en ‘La Roja’, y otros candidatos que se han quedado fuera de la convocatoria pero que seguirán “controlando”.

Apuesta por Sergi Roberto

Luis Enrique también apostó por Sergi Roberto, una de las grandes ausencias del Mundial. “Creo que es un jugador total. Le he puesto de mediocampista en el vídeo e incluso le podría haber puesto de delantero. No es cuestión de ocupar las posiciones, sino de hacerlo bien, y yo como entrenador valoro muchísimo a jugadores así”, valoró sobre su antiguo pupilo en el Barcelona.

En la delantera, vuelve Álvaro Morata como premio a los “aspectos de mejoría” que ha mostrado en este inicio de Premier League respecto a la temporada pasada. Junto al futbolista del Chelsea se mantienen Rodrigo Moreno y un Diego Costa que, pese a sus dificultades para adaptarse al estilo de la selección española, Luis Enrique prefiere quedarse con su “rendimiento general”.

En esta nueva etapa de ‘La Roja’, todo apunta a que Isco tendrá un enorme protagonismo. “Le veo un jugador muy completo, uno de los jugadores más decisivos de la selección. Tengo depositadas muchas ilusiones en él, además el estilo le beneficia. Tiene llegada, capacidad para desbordar, dar el último pase y definir”, destacó el seleccionador.

Cinco semanas después de su nombramiento, el técnico asturiano no ha hablado con ningún miembro de ‘La Roja’ salvo con Piqué, para conocer cuál iba a ser su futuro. Ni siquiera con el capitán, Sergio Ramos, quien “jamás va a ser uno más”, pero no entra en su “estilo”. “Mano dura no voy a poner. Tengo carácter, es evidente, pero creo que es un buen carácter“, confesó.

Como hiciera el día de su presentación, Luis Enrique recalcó que el “estilo va a ser el mismo” aunque con “matices”, sobre todo de cara a un “grupo cambiado” tras las once novedades, y que aspira a una “continua evolución”. “Hay que trabajar duro para recuperar lo que todos queremos, aunque eso implica mucho sacrificio y esa pizca de suerte que necesita toda selección”, advirtió.

Por otro lado, Luis Enrique valoró a sus dos próximos rivales en la Nations League, Inglaterra y Croacia, combinados que alcanzaron las semifinales del pasado Mundial y que reflejaron el “hambre” de esta nueva selección española. “Si será beneficioso o perjudicial te lo diré cuando acaben los partidos. España no está, a nivel de clasificación, entre las mejores, pero tenemos que tener ganas de recuperar el sitio que creo que nos corresponde”, señaló.

Sobre el combinado dirigido por Southgate, su homólogo en ‘La Roja’ elogió su gran labor para “generar dentro del país la ilusión y ganas de conquistar cosas”, con un juego mucho más vistoso y centrándose en una clara renovación del equipo. Ante las retiradas oficiales de Vardy y Cahill, el técnico británico “sigue la misma línea” con una de las listas más jóvenes.