Iniciativa

La OCU pide que se obligue a los bares y restaurantes a dar agua del grifo gratis

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentado este jueves en la playa de la Victoria de Cádiz con una gran escultura de arena la campaña #PideJarraDeAgua, con la que pretende reunir el apoyo de la ciudadanía para solicitar una ley nacional que obligue a bares y restaurantes a ofrecer agua del grifo de manera gratuita a sus clientes.

En un comunicado, ha indicado que con esta iniciativa pretende que este servicio “deje de ser una cortesía para convertirse en una obligación” por parte de los establecimientos de hostelería, que “deberían de ofrecer siempre la posibilidad de un recipiente con agua del grifo de forma gratuita y complementaria a la oferta del propio establecimiento”.

Para la asociación de consumidores, “el agua es un bien básico que debería estar a disposición de los usuarios en los establecimientos de manera gratuita”. Por ello, han apuntado que “el consumidor no debería tener que justificarse ante un camarero cuando pide una jarra de agua para acompañar la comida, ni que tenga que aceptar con resignación pagar por una botella de agua envasada cuando el agua del grifo puede consumirse con todas las garantías de calidad”.

Además del económico, defiende que son varios los motivos por los que es necesario promover el agua del grifo gratis en establecimientos de restauración, ocio y hostelería, frente a la botella de agua mineral.

“Se debe ofrecer agua del gritos por ética, ya que el agua es desde 2010 un derecho humano reconocido por Naciones Unidas; por salud, puesto que beber agua es saludable y tener acceso a ella de manera gratuita promueve hábitos de consumo saludables; y por ecología, dado que las botellas de plástico generan enormes cantidades de residuos, muchos de los cuales terminan contaminando el medio ambiente.

De otra parte, la organización de consumidores ha subrayado que esto tendrá “un conste mínimo” para los establecimientos ya que “el litro de agua del grifo cuesta menos de 0,002 euros”.

“A pesar de este reducido coste, algunos establecimientos de restauración alegan que ofrecer agua gratis supone una serie de costes asociados, como el servicio y la limpieza por lo que desde la OCU les señalamos sencillas medidas para salvar estos argumentos, como colocar sobre una mesa un par de jarras junto a varios vasos, para que sea el propio cliente el que se sirva el agua o aprovechar los muchos usos del lavavajillas para limpiar los vasos que se utilicen”, han concluido.