Sánchez rectifica y propone que el Valle de los Caídos sea un cementerio y no lugar de reconciliación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, renuncia a convertir el Valle de los Caídos en un museo nacional de la memoria colectiva, como propuso el PSOE a finales de 2017 en una proposición de ley vetada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy con el argumento de que supondría un aumento inasumible del presupuesto. Un anuncio que ha sido interpretado por la oposición como un nuevo "bandazo" del Ejecutivo como ya hizo en otros asuntos como la crisis migratoria o la defensa del juez Pablo Llarena.

“La opinión del Gobierno es que el Valle no puede ser un lugar que se deba resignificar, no puede ser un lugar de reconciliación. Tiene que ser un lugar de reposo, un cementerio civil para las víctimas de la contienda y el franquismo. Esa es la propuesta y la opinión del Gobierno”, ha señalado en rueda de prensa conjunta con el presidente de Bolivia, Evo Morales.

La posición fijada por Sánchez desde Bolivia supone un giro a la línea que venía manteniendo no sólo como secretario general del PSOE sino también a la postura que han defendido los miembros de su Gobierno en estos dos meses de mandato.

En una conversación informal con los periodistas que le acompañan en su gira iberoamericana, Sánchez ha achacado la dificultad de resignificar el Valle de los Caídos por la connotación que ya tiene este monumento en el que está enterrado Franco –por poco tiempo porque el Gobierno ha iniciado el trámite para exhumar sus restos– y porque allí yacen víctimas de los dos bandos.

Sánchez apuesta por dejar el Valle como “cementerio civil”, manteniendo eso sí, la actual Basílica que custodia una abadía de monjes benedictinos.

Lo que proponía el PSOE

En la proposición de ley que registró el PSOE a finales de 2017 para ampliar la actual Ley de Memoria Histórica, proponían convertir el Valle de los Caídos en “centro nacional de Memoria”, desde donde se impulsara la cultura de la reconciliación y el reconocimiento de las víctimas a través de proyectos museísticos y de investigación.

“Será un lugar de información, conocimiento, identificación, dignificación y homenaje de aquellos cuyos restos se encuentran allí inhumados”, añadía la propuesta del PSOE, que aspiraba a establecer una “dotación económica específica a cargo del Estado” para exhumar e identificar los restos de las víctimas allí enterradas.

Pero ahora que está en el Gobierno, Sánchez ve más conveniente crear en otro lugar un museo de la Memoria, al estilo del que ha visitado en Santiago de Chile dedicado al golpe de Estado contra Salvador Allende y las víctimas de la represión de la dictadura de Augusto Pinochet que admite haberle impactado.

Sánchez considera que Chile está más avanzado que España en esta cuestión, puesto que los chilenos ya pusieron en marcha hace años su Comisión de la Verdad, una iniciativa que el PSOE también incluyó en su proposición de ley de 2017 con el objetivo de esclarecer las violaciones de derechos humanos en esa época y reconocer las responsabilidades de aquellos que participaron en la comisión de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra.

El jefe del Ejecutivo sí mantiene en cambio la voluntad de establecer esta Comisión de la Verdad en España, “que sea lo más plural posible, incorpore todas las perspectivas históricas sobre la guerra civil y la dictadura” para que, “de una vez por todas se cierren esas heridas”, ha explicado en la rueda de prensa en Bolivia. Dicho con otras palabras, se trata de “acordar una versión de país” de lo acontecido durante la Guerra Civil y la dictadura.

Negociación en el Congreso

La tramitación del decreto ley aprobado por el Gobierno para exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos brindará la oportunidad de introducir ésta y otras medidas relacionadas con la Memoria Histórica si el Congreso decide tramitar el decreto como proyecto de ley, lo que permitirá a los distintos grupos presentar sus enmiendas.

Sánchez considera que será en ese momento cuándo se pueda concretar entre todos el futuro del Valle de los Caídos o la creación de un museo de la Memoria que él apuesta por enclavar en un edificio arquitectónico creado al efecto.

La exhumación, no tan sencilla

El jefe del Gobierno, en su conversación informal con la prensa, también ha reconocido que pensó en un principio que la exhumación de los restos de Franco sería una tarea más sencilla de lo que finalmente ha resultado, lo que atribuye a la “inexperiencia” del nuevo Ejecutivo. Sirva como ejemplo que el propio Sánchez anunció que la exhumación del dictador se haría en el mes de julio y ahora hablan de finales de año.

No obstante, en la rueda de prensa Sánchez ha defendido la decisión de trasladar los restos del general a otro lugar porque “ninguna democracia puede rendir tributo a un dictador”. “Esa decisión dignifica nuestra democracia”, ha insistido.

Por eso, Sánchez no comprende cómo el nuevo líder del PP, Pablo Casado, ha desaprovechado la oportunidad de despojarse de la herencia del pasado de su partido criticando la decisión del Gobierno de exhumar a Franco. Aunque más inexplicable le parecen las críticas de Ciudadanos, según ha comentado a la prensa.

Cs carga contra los ‘bandazos’ del Gobierno

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido este miércoles al presidente del Gobierno que “haga caso” al informe que elaboró el grupo de expertos sobre el Valle de los Caídos en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero y no dé “otro bandazo” en sus políticas, esta vez con este tema.

Me sorprende que Sánchez reniegue del PSOE anterior y ahora dé otro bandazo en esta línea“, ha señalado Rivera en una entrevista en Antena3, quien discrepa de “este bandazo último” del presidente porque considera que el informe de los expertos “está muy bien cuando dice que el Valle de los Caídos tiene que convertirse en un lugar de reconciliación”.

Rivera dice que no sabe “si Sánchez está en la lógica más de tensar que de unir” y asegura que, en cualquier caso, si finalmente el futuro del mausoleo se tramita como proyecto de ley “Ciudadanos va a elevar enmiendas en la línea de lo que dicen los expertos”. “Los políticos no podemos estar para dividir, hay que convertirlo en un lugar de reconciliación. Esa es la España de futuro que quiero”, ha apostillado. En la misma línea, ha llamado a cerrar ya “este capítulo”. “Hagamos del valle un cementerio nacional, miremos al pasado con autocrítica, saquemos al dictador, pero por favor, que Sánchez hable un poco de futuro”, ha añadido.

El PP apoyará mantener “el espíritu de la Transición”

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, ha ofrecido este miércoles a Sánchez el apoyo de los populares a las iniciativas que se lleven a cabo en el Valle de los Caídos que vayan “en dirección de mantener la concordia”, y no de reabrir heridas del pasado. Cosidó ha insistido en que el PP respaldará todo lo que vaya en dirección de mantener “el espíritu de la Transición” pero se mostrará en contra de todo lo que sea “revisar” y reabrir heridas.

Al término de la Diputación Permanente, el portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, ha señalado que el Gobierno “está abierto a escuchar las opiniones del resto de los grupos para que lo que haya que hacer en el Valle de los Caídos se haga desde el consenso y liderado por todos los grupos parlamentarios”.

Gil ha precisado que lo que quiere el Gobierno es “exhumar los restos de Franco del lugar en el que nunca tuvieron que estar porque Franco no fue un caído, murió en la cama y no puede estar en un lugar preeminente”.

Podemos espera negociar con el Gobierno

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha criticado también “la rectificación” de la opinión del Gobierno sobre el futuro del Valle de los Caídos, ya que “la posición que tenía antes era más sensata si lo que se quiere es pasar página a una época tan oscura”. Echenique dijo haber visto días pasados en Berlín “cómo en Alemania se ha conseguido que los campos de concentración nazi sean museos donde la gente aprende los horrores del nazismo” y ha opinado que “es más sensato pensar un destino parecido a ese para el Valle y no el nuevo planteamiento” apuntado por el presidente, Pedro Sánchez, de convertirlo en cementerio civil.

Por su parte, el portavoz de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Senado, Ramón Espinar, ha asegurado que Podemos espera poder negociar con el Gobierno y con el PSOE el futuro del Valle de los Caídos, pero ha adelantado que para su partido es el “último monumento a las dictaduras fascistas” y que en Italia o Alemania no existiría.

Espinar se ha referido así a las palabras del presidente, Pedro Sánchez, quien ha anunciado desde Bolivia que el Gobierno renuncia a transformar el Valle de los Caídos en un centro de la memoria porque no cree que pueda convertirse en “lugar de reconciliación” por las connotaciones que ya tiene. Apuesta a cambio por que sea cementerio civil para las víctimas de la contienda y del franquismo.

El portavoz ha dicho que su partido quiere hablar con el Gobierno socialista sobre el tema, pero ha adelantado que “lo relevante” para Podemos es que no haya símbolos que honren a la dictadura.

“El Valle de los Caídos no puede ser el último monumento en Europa a las dictaduras fascistas que gobernaron en el siglo XX. En Alemania o Italia sería impensable que existiera”, ha añadido.

IU acusa a Sánchez de improvisar

La responsable federal de Memoria Democrática de Izquierda Unida (IU), Esther López Barceló, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de dar “un bandazo caprichoso” e “improvisar como en la peor etapa” del expresidente del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero, con respecto a la gestión del Valle de los Caídos.

La coalición de izquierdas ha criticado en un comunicado la renuncia de Sánchez a convertir el Valle de los Caídos en un museo de la memoria colectiva, como pidió el PSOE en 2017 en una proposición de ley vetada por el Gobierno de Mariano Rajoy, y su decisión de mantener el Valle como un cementerio civil para las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo.

Asimismo, IU ha cargado contra Sánchez por plantear la creación de una Comisión de la Verdad, “sin dar más detalles de su alcance y posible composición”. “Pedro Sánchez, su Gobierno y el PSOE en general vuelven a demostrar una falta de criterio y una frivolidad muy preocupantes“, ha valorado López Barceló, quien ha añadido que los demócratas no merecen “estar en manos de los caprichos y ocurrencias” del secretario general del PSOE.

RELACIONADO