Samsung dota de más autonomía y resistencia a la nueva generación de Galaxy Watch

Samsung ha mostrado en la feria IFA, de Berlín (Alemania) su nueva generación de Galaxy Watch, un dispositivo que mejora la autonomía y la resistencia, y que introduce herramientas que ayudan a gestionar el bienestar físico del usuario más allá de la actividad física.

La compañía surcoreana dio a conocer los nuevos dispositivos Galaxy Watch durante el evento de presentación de Note9 el pasado 9 de agosto, en Nueva York (Estados Unidos), que en esta ocasión exhibirá en IFA, la feria alemana de electrónica de consumo que abrirá sus puertas el 31 de agosto.

Galaxy Watch estará disponible en dos modelos a partir del 7 de septiembre: uno de 46 milímetros, que podrá encontrarse en color Silver; y otro más pequeño, de 42 milímetros, en los colores Midnight Black y Rose Gold. En ambos casos, las correas son personalizables, y presentan un diseño con apariencia de reloj tradicional que, incluso, reproduce el sonido tic tac de las manillas (que no tiene) si se configura.

La batería es uno de los elementos que Samsung ha mejorado respecto a anteriores Galaxy Watch. En este caso, el modelo de 46 mm integra una batería de 472mAh, con la que ofrece una autonomía de hasta 80 horas con un uso diario normal, mientras que el modelo de 42mm presenta una capacidad inferior, de 270mAh, que en una sola carga permite hasta 45 horas de uso medio.

La resistencia también se ha reforzado en la nueva generación de relojes inteligentes. Los dos modelos son resistentes al agua; cuentan con IP68 y 5ATM (unos 50 metros de profundidad), lo que significa que pueden usarse en actividades deportivas acuáticas, como natación. Además, cuentan con el certificado militar STD810G y cristal Corning Gorilla Glass DX+.

Las aplicaciones deportivas siguen siendo una de las características destacadas de los relojes inteligentes de Samsung. En esta ocasión, detectan seis actividades diferentes (caminar, correr, bici, elíptica, remo y ejercicio dinámico), y se han introducido 21 ejercicios de interior, para brazos, piernas, hombros y pectorales, y 39 ejercicios monitorizados.

Galaxy Watch también lleva un recuento de las calorías. El asistente Bixby, en el ‘smartphone’, identifica a través de la cámara el alimento que el usuario va a comer y las calorías que tiene. Esta información se transfiere al reloj, donde se puede realizar un seguimiento de las calorías que se ingieren.

Asimismo, los ‘smartwatches’ tienen una nueva aplicación de bienestar para monitorizar los ciclos de sueño en sus distintas fases y poder establecer un hábito de sueño más saludable. También permiten gestionar el estrés a través del ritmo cardíaco. La aplicación indica en una barra el nivel de estrés que detecta en el usuario y en consecuencia, ofrece una serie de ejercicios para reducirlo, como puede ser respirar hondo durante un minuto, por ejemplo. El seguimiento del estrés se realiza de forma diaria y mensual.

Los dos relojes funcionan con un procesador Exynos 9110 de dos núcleos a 1,15GHz. El modelo de 46mm presenta una tamaño de pantalla de 1,3 pulgadas, y una configuración de 1,5GB de RAM y 4GB de memoria interna. Por su parte, el modelo de 42mm, más pequeño, tiene una pantalla de 1,2 pulgadas, y su configuración se queda en 768MB de RAM y 4GB de capacidad interna.

Además de conectividad Bluetooth, la nueva generación de Galaxy Watch llegará a España con tecnología LTE, lo que permitirá coger llamadas, con el micrófono que tienen incorporado. Estarán disponibles el 7 de septiembre, a un precio de 309 euros el modelo de 42mm, y de 329 euros el de 46mm.