Rivera y Arrimadas se suman a la retirada de lazos independentistas ante la ‘pasividad’ de Sánchez

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder en Cataluña, Inés Arrimadas, han retirado este miércoles en las calles de Alella (Barcelona) lazos amarillos, debido, han dicho, a la "pasividad" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien el líder de la formación naranja le ha pedido que "reaccione".

“Hoy hemos querido apoyar a quienes retiran símbolos ideológicos; ellos hacen lo que el Estado no está haciendo. No habrá convivencia hasta que haya neutralidad en el espacio público“, ha escrito Rivera en un mensaje que ha colgado en su cuenta de Twitter, acompañado por el hashtag  #NoNosCallarán.

Minutos después y cuando ya se habían ido, vecinos del pueblo han vuelto a colocar lazos amarillos en la misma valla, en árboles, señales de tráfico y farolas.

“Estamos en una situación de excepción en la que el Estado no está haciendo su trabajo. El Govern de la Generalitat en vez de garantizar la convivencia lo que hace es apoyar a comandos separatistas que ponen lazos amarillos”, ha criticado Rivera.

Ha señalado que “no habrá convivencia hasta que no haya neutralidad en el espacio público” y ha pedido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que retire los lazos amarillos del espacio público y lo ha acusado de provocar un enfrentamiento en la sociedad catalana.

El líder de Cs ha apuntado que “esto estaría solucionado en un cuarto de hora si Torra, en vez de propiciar estos comportamientos, cumpliera las leyes” retirando los lazos, y ha dicho que, si no lo hace Torra, lo debería hacer el Gobierno de Pedro Sánchez.

Asimismo, ha llamado a la ciudadanía a asistir a la concentración convocada por Cs para este miércoles por la tarde en Barcelona en apoyo a la mujer agredida el sábado presuntamente por retirar lazos amarillos y “a decir no a la violencia, a decir sí a la convivencia”.

Durante sus declaraciones, algunos vecinos lo han increpado con gritos como ‘No sois bienvenidos aquí’, ‘Fascistas’ y ‘Vete a Madrid’, a lo que Rivera ha respondido: “Es nuestra casa, si no os gusta idos vosotros”.

Arrimadas, por su parte, ha insistido en que la administración pública debería “limpiar el espacio público de simbología partidista que solo representa a una parte de la sociedad”, y que por eso han decidido retirar los lazos ellos mismos.

“No podemos tener un Govern que quiera que el espacio público, las calles, playas y los ayuntamientos solo sean para una parte de la sociedad catalana. Estos símbolos lo que hacen es excluir a más de la mitad de la sociedad”, ha recriminado.

También ha cargado contra el Gobierno de Sánchez porque hay gente que tiene que ir “ante la justicia para defender sus derechos o limpiar la calle de simbología partidista” y cree que esto lo debería garantizar el Ejecutivo.

La también líder de la oposición en Cataluña ha advertido de que “la ocupación de la calle no ayuda en nada, es un motivo de conflicto social”, y ha asegurado que no aflojarán en la defensa de la neutralidad del espacio público y la convivencia.

La detención del agresor de una mujer en Barcelona

Precisamente, la iniciativa de este miércoles de Ciudadanos ha coincidido con la detención del hombre que presuntamente agredió a una mujer que retiraba lazos amarillos del parque de la Ciutadella junto a su marido y tres sus hijos. El juez le ha dejado en libertad con cargos acusado de un delito de odio y otro de lesiones, después de que la mujer presentara el martes una denuncia por estos hechos ante la Policía Nacional.

Los hechos que se le imputan ocurrieron el pasado sábado, día 25, cuando discutió con una pareja que quitaba lazos amarillos de una verja del parque de la Ciutadella de Barcelona y agredió a la mujer, llamada Lidia y de origen ruso, que tuvo que ser atendida en el hospital con múltiples heridas en la cara.

Según la víctima, el hombre les recriminó que retiraran los lazos y los tiraran al suelo y les amenazó con llamar a la policía. Tras una discusión verbal, en la que el supuesto agresor llamó “extranjera de mierda” a Lidia, aquél le propinó un puñetazo en la cara a la mujer que le hizo caer al suelo; posteriormente, se abalanzó sobre ella y continuó pegándole, según la denuncia que ha presentado la mujer ante la Policía Nacional.

Los Mossos d’Esquadra abrieron diligencias del suceso después de que unos agentes fueran requeridos para acudir al lugar por una pelea y allí identificaron y tomaron las primeras declaraciones a los protagonistas del suceso, a los que informaron de que deberían interponer denuncia. De hecho, el supuesto agresor formalizó el lunes, día 27, una denuncia contra Lidia, a la que acusa de haberle agredido primero. El hombre, que presentó la denuncia ante los Mossos d’Esquadra, negaba que la trifulca tuviera un móvil político y sostenía que lo que hizo fue reprochar a la pareja que tirara lazos al suelo, ensuciando la vía pública.

Preguntado por la detención del presunto agresor, Rivera ha destacado que si lo han detenido es “porque hay indicios de una agresión y no de una pelea como dicen los políticos independentistas”. Ha reclamado a los independentistas que rectifiquen y que condenen la agresión “en vez de burlarse e intentar minimizar una paliza”, y ha sostenido que, a su juicio, se está demostrando la fractura social en Cataluña.

Concentración de apoyo a la agredida

Unas seiscientas personas, según la Guardia Urbana, se han concentrado en tarde de este miércoles junto a dirigentes de Ciudadanos y del PP frente al parque de la Ciutadella de Barcelona para mostrar su apoyo a la mujer agredida por retirar lazos independentistas. En la concentración, convocada por Cs bajo el lema “Por la convivencia y contra la violencia”, participaron Rivera, Arrimadas; la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat; y el presidente del grupo popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz; entre otros.

En la concentración se han visto muchas banderas españolas y alguna con el logo de Ciudadanos, se han lanzado proclamas como “Puigdemont, a prisión” y se ha gritado repetidas veces contra los Mossos d’Esquadra y TV3. Precisamente, un cámara de televisión de Telemadrid ha recibido varios puñetazos en la cara al ser confundido con un operador de TV3 en la concentración.

Rivera y Arrimadas han sido aclamados al grito de “presidente” y “presidenta”, y a los Mossos se les ha recriminado su actuación durante las votaciones del 1 de octubre y se les ha tildado de “policía política” por parte de algunos manifestantes.

En declaraciones a los medios antes del inicio de la concentración, la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, que también ha sido increpada por algunos participantes, ha responsabilizado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por “omisión y dejadez de sus funciones”, del “incremento de la ruptura, de la convivencia” en Cataluña. La exministra, que ha acusado a Sánchez de ser “amigo y cómplice de los independentistas”, ha instado al jefe del Ejecutivo a aparcar la “pasividad” del Gobierno y a proteger a los catalanes que defienden “la unidad, la ley y la convivencia”.

Rivera, por su parte, ha acusado a Sánchez de “abandonar a millones de catalanes” ante la “fractura social y la ruptura de la convivencia” en Cataluña. El líder de Ciudadanos ha pedido también al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que “rectifique” y retire los símbolos “ideológicos e independentistas” de los espacios públicos y de las instituciones que “son de todos”.

Apoyos y críticas a Rivera y Arrimadas

Las imágenes de Rivera y Arrimadas retirando lazos han desatado un gran revuelo en las redes sociales, con críticas y apoyos de usuarios que no comparten la persecución que sufren los ciudadanos que retiran lazos amarillos de las calles de las localidades catalanas.

Por su parte, la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra, ha pedido este miércoles al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que “no eche más leña al fuego” poniéndose a quitar lazos amarillos de las calles de Cataluña, como ha hecho en esta jornada en la localidad de Alella.

Me produce absoluta tristeza la manera en que algunos partidos están echando más leña al fuego y avivando el enfrentamiento“, ha comentado en declaraciones a La Sexta recogidas por Europa Press en las que ha señalado “especialmente a Ciudadanos” después de conocer que Rivera y Arrimadas habían protagonizado ese acto simbólico: “No me parece de recibo”.

En su opinión, se ha generado “una tensión que es insostenible” como “consecuencia nefasta” de la gestión del Partido Popular con Cataluña, y Ciudadanos está “avivando el fuego” por los lazos amarillos, que define como “una expresión de un hecho que es legítimo y que se puede defender en democracia” porque “está garantizado en la libertad de expresión”.

“De lo que deberíamos estar hablando es de los catalanes que no pueden asumir la ‘vuelta al cole’ o de que en Cataluña están las listas de espera de sanidad más largas de todo el conjunto del Estado”, ha añadido Belarra, para tildar de “triste” que esté “todo esto tapado” por la polémica en torno a la simbología independentista.

RELACIONADO