Rose McGowan pide a Asia Argento que haga “lo correcto” tras las acusaciones de abuso sexual

La actriz y directora italiana admitió el pago pero negó categóricamente las acusaciones asegurando estar "profundamente conmocionada y herida" por las noticias "absolutamente falsas"

La actriz Rose McGowan, que junto a la intérprete Asia Argento se erigió en una de las máximas figuras del movimiento “Me Too” (Yo también), ha pedido a la artista italiana que haga “lo correcto” en relación a la acusación que la ha señalado por presunto abuso sexual de un menor.

“Asia, eras mi amiga. Te quería. Has arriesgado y pasado por muchas cosas para defender el movimiento ‘Me Too’. Espero de verdad que encuentres tu camino en este proceso hacia la rehabilitación y la mejora”, dijo McGowan en un comunicado remitido este lunes a los medios.

“Cualquiera puede ser mejor. Espero que tú también puedas. Haz lo correcto. Sé honesta. Sé justa. Deja que la justicia siga su rumbo. Sé la persona que quieres que Harvey (Weinstein) pudiera haber sido”, añadió en referencia al productor de Hollywood, a quien las dos actrices acusaron en el pasado de haberlas violado.

El diario The New York Times publicó el 19 de agosto que Argento, una de las pioneras del movimiento “Me Too”, llegó a un acuerdo extrajudicial con el actor y músico Jimmy Bennett y pactó pagarle 380.000 dólares para cerrar las acusaciones de abuso en su contra.

La actriz y directora italiana admitió el pago pero negó categóricamente las acusaciones asegurando estar “profundamente conmocionada y herida” por las noticias “absolutamente falsas” que han circulado sobre ella.

El supuesto encuentro entre Argento, entonces de 37 años, y Bennett, de 17 en aquel momento, habría ocurrido en 2013 en un hotel en Marina del Rey (EEUU), una localidad costera perteneciente al condado de Los Ángeles.

Argento aseguró que nunca tuvo relaciones sexuales con Bennett, pero el portal TMZ publicó la semana pasada una imagen de la actriz junto al joven en la que aparecen recostados y sin camiseta sobre lo que parece una cama.

McGowan, que hasta ahora solo había dicho que las acusaciones en contra de Argento le habían “roto el corazón”, dijo en su largo comunicado que es triste perder una amistad, pero aseguró que es aún más triste “lo que le sucedió a Jimmy Bennett”.

McGowan también habló de una serie de mensajes de texto, publicada por TMZ y supuestamente pertenecientes a una conversación entre Argento y una persona cercana a la actriz, en los que la italiana admite presuntamente haber mantenido relaciones sexuales con Bennett.

Rain Dove, pareja de McGowan, era el otro interlocutor de esa cadena de mensajes y fue quien los entregó a las autoridades, según la protagonista de la serie “Charmed”.

“El foco real (ahora) debería ser apoyar la justicia. Apoyar la honestidad. Y apoyarnos los unos a los otros. No podemos dejar que este momento rompa el impulso de un movimiento que ha liberado a tanta gente”, afirmó McGowan.