Ben King se corona y Yates se muestra en la Sierra de Alfaguara

El corredor estadounidense Ben King, del Dimension Data, se ha adjudicado la cuarta etapa de la Vuelta ciclista a España, disputada sobre 161,4 kilómetros entre Vélez-Málaga y Alfacar, la primera llegada en alto, por delante del kazajo Nikita Stalnov (Astana), mientras que el polaco Michal Kwiatkowski (Sky) conserva el jersey rojo de líder.

Ben King aventajó a Stalnov en 2 segundos y al francés Pierre Rolland (EF Education First), en 13, que no pudo culminar su persecución en el tramo final, todos ellos componentes de una escapada de 9 corredores que se forjó poco después del banderazo inicial de Javier Guillén, el director de carrera, en Vélez-Málaga.

King, un especialista en pruebas de un día -excampeón nacional en ruta y subcampeón en la crono-, logró el mejor triunfo de su currículo con suspense. Primero integró esa fuga nada más empezar la etapa, con el omnipresente Luis Ángel Maté (Cofidis), el francés Pierre Rolland (Education First-Drapac) y el holandés Lars Boom (Astana), entre los escapados.

La escapada encontró la licencia del pelotón y sorteó el Alto de la Cabra Montés, puntuable de primera, y se asomó al Puerto de Alfacar, también un ‘primera’ con 12,4 kilómetros al 5,4% de desnivel suficiente para que se planteara una pugna entre los favoritos al maillot rojo, con una distancia ya suficiente para pensar en la victoria.

Pensó más que nadie en ella King, que se escapó junto a Nikita Stalnov del resto de compañeros de la fuga y ya no miró atrás más que a falta de 200 metros cuando llegó casi hasta su altura Rolland, al que no le llegaron las fuerzas, para demarrar con furia hacia el éxito de más lustre de su palmarés.

Por detrás, el LottoNL Jumbo tensó el ritmo en la ascensión, también Alejandro Valverde (Movistar Team) quizás pensando en el brinco del colombiano Nairo Quintana, aunque ni unos ni otros pudieron evitar el salto del británico Simon Yates (Mitchelton-Scott), el mejor del grupo de favoritos.

El acalerón de Yates, octavo, ajustó mucho la clasificación general, en la que el británico es tercero, a 10 segundos, y Alejandro Valverde, es ahora cuarto, a 12 segundos de un Kwiatkowski que aguantó el arreón de las primeras cuestas de envergadura de la Vuelta.

Este miércoles la ronda abandona Málaga y se disputa la quinta etapa, entre Granada y Roquetas de Mar, de 188,7 kilómetros, de media montaña, con un puerto de segunda a 30 kilómetros de la meta, el Alto El Marchal, que puede hacer una selección entre los velocistas que podrían optar a una nueva oportunidad al sprint.