Podemos, ERC y PDeCAT cargan contra Sánchez por defender ahora a Llarena

El cambio de posición del Gobierno de Pedro Sánchez respecto a la defensa del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, en Bélgica por la querella civil del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y cuatro exconsellers fugados de la justicia ha desatado las críticas de Podemos, ERC y PDeCAT.

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra, ha criticado la decisión del Gobierno de prestar asistencia legal a Llarena. A su juicio, el Gobierno de Sánchez debería haberse quedado con su primera reacción, distinguiendo entre la actividad jurisdiccional del juez y lo que no lo es: “La actitud inicial del Gobierno era la más adecuada porque intentar o pretender defender con el dinero de todos los españoles por una cuestión privada a un juez no nos parece lo más adecuado”, ha señalado.

Por su parte, el diputado de ERC Gabriel Rufián ha considerado este lunes que el cambio de decisión del Gobierno demuestra la “poca valentía” de Sánchez y del PSOE y “la nula separación de poderes en el Estado”. En declaraciones a los periodistas en el transcurso de la Diputación Permanente, el portavoz adjunto de ERC en el Congreso ha señalado que el hecho de que “defiendan a un juez que se ha mostrado lacayo de según qué despachos de Génova 13, lo que hace es constatar que el PSOE lo único que quiere es no molestar mucho”.

Preguntado si esto podría complicar las negociaciones entre ERC y el Gobierno para otros asuntos, como los presupuestos, Rufián ha dicho que el Ejecutivo puede contar con ellos para “cualquier iniciativa social que dignifique la vida de la gente” pero estará enfrente si se trata de “atentar contra los derechos civiles”.

En el mismo sentido, el portavoz de PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha lamentado hoy que el Gobierno se haya “amedrentado ante la derecha judicial y política” y haya decidido “proteger y amparar” a Llarena. “No comprendemos el cambio de criterio”, ha insistido el diputado catalán para añadir más tarde que Llarena “no merece que se le ampare” y que Sánchez “se ha equivocado” en este cambio de criterio.