La Generalitat recuerda al Gobierno que tiene la competencia exclusiva en seguridad

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha enviado este lunes una carta al ministro del ramo, Fernando Grande-Marlaska, en la que le responde a su petición de abordar la convivencia en los espacios públicos de Cataluña en la Junta de Seguridad, que la "competencia" de seguridad es "exclusiva" de los Mossos d'Esquadra. Además le ha pedido "eventuales responsabilidades" de miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado presuntamente involucrados en agresiones a independentistas.

Sobre este último asunto, Buch recuerda al ministro en la misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ya le ha pedido explicaciones por ese asunto tanto a él como a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y considera “conveniente insistir” en pedir una respuesta.

Sobre la propuesta del ministro de abordar la convivencia en el espacio público, Buch ha señalado que “la seguridad ciudadana y el orden público en Cataluña son competencias exclusivas de la Generalitat”, que las ejerce mediante los Mossos.

“Es en este ámbito en el que se suscribe la utilización del espacio público y la persecución de los hechos de violencia vinculada a la libertad de expresión que se puedan producir”, ha asegurado.

Buch, que expresa a Marlaska su “respeto competencial”, insiste en la necesidad de coordinar los cuerpos policiales del Estado y de la Generalitat y su intercambio de información.

Asimismo, celebra la voluntad de celebrar una reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña por parte del Ejecutivo central y le pide tratar en ella la incorporación “de pleno derecho” de los Mossos d’Esquadra al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco) y en el grupo que debe abordar la posición del Ministerio ante el Comité Permanente de Cooperación Operativa en materia de Seguridad Interior del Consejo de la Unión Europea (Cosi).

También quiere que se estudie tanto la entrada de la policía catalana al sistema de Europol como en el convenio Schengen que permite realizar persecuciones en caliente en territorio extranjero, y los acuerdos pendientes sobre financiación de los Mossos.

“Compartiendo el criterio de que debe fijarse a partir del consenso”, Buch pide incorporar al orden del día de la reunión el análisis de las medidas de prevención y protección antiterrorista y la puesta en marcha de dispositivos y mecanismos de coordinación.