La Fiscalía investiga a los Mossos por la identificación de personas que retiran lazos amarillos

La polémica por los lazos amarillos ha tensado el debate político y ha llevado al PP a pedir a la Fiscalía que actúe de oficio. Finalmente, el ministerio público ha decidido abrir diligencias de investigación ante la identificación por parte de los Mossos d'Esquadra de personas que retiraron lazos amarillos de la vía pública las noches del 17 y 24 de agosto en Móra la Nova, Tivissa, Vandellós y L'Ametlla de Mar (Tarragona).

En su escrito, la Fiscalía reclama al comisario jefe de los Mossos d’Esquadra que en el plazo máximo de 15 días le informe de los agentes que actuaron, de los “motivos concretos” que llevaron a la intervención realizada, las diligencias practicadas y, en su caso, si las mismas dieron lugar a la remisión de denuncia a la autoridad judicial o a la incoación de expediente sancionador.

También requiere al comisario jefe de los Mossos que en el mismo plazo informe a la Fiscalía sobre las “pautas o criterios de actuación seguidos por los funcionarios de dicho cuerpo policial con relación a eventuales actuaciones de retirada de simbología partidista o reivindicativa de la vía pública por parte de particulares”. La Fiscalía también pide al jefe de los Mossos que le remita “puntual informe” de todas cuantas actuaciones de la misma naturaleza sean realizadas por la policía catalana en lo sucesivo y de las que fueran realizadas por la Policía Local y de las que pudieran tener conocimiento.

En el razonamiento de estos requerimientos, la Fiscalía señala que el pasado 22 de agosto el presidente de la asociación Impulso Ciudadano, José Domingo, presentó un escrito en el que, entre otras cosas, se refería a una nota divulgada el 18 de agosto por el departamento de Interior de la Generalitat, en la que se informaba de la identificación de “14 individuos” en las localidades tarraconenses de Mora la Nova, Tivissa y Vandellós como “posibles autores de daños al dominio público”. También se anunciaba por parte del departamento de Interior que “se iniciaban acciones por presunta infracción grave de la Ley 4/2015 de seguridad ciudadana, que sanciona estas acciones con multas de 601 a 30.000 euros”.

La Fiscalía añade que el autor del escrito consideraba que estas actuaciones podrían resultar “arbitrarias, carentes de fundamento legal y discriminatoria por razón de la ideología”, por lo que pedía que los hechos fueran investigados por la Fiscalía.

Señala también que a través de informaciones publicadas en los medios de comunicación, la Fiscalía tuvo conocimiento de la realización de “actuaciones de la misma naturaleza” en L’Atmella de Mar en la noche del 24 al 25 de agosto, realizadas por agentes de los Mossos y de la Policía Local de esta localidad tarraconense. Por ello, pronuncia igualmente un requerimiento al alcalde de L’Atmella de Mar para que también en el plazo de quince días le informe de los agentes de la policía local que actuaron en esa identificación, los motivos de la intervención, las diligencias practicadas y las eventuales denuncias o expedientes derivados de las mismas.

Torra sale en defensa de los Mossos

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, defendió este lunes que la Policía catalana identifique a las personas que retiran lazos amarillos de la vía pública y dijo que es una decisión “errónea” de la Fiscalía investigar esta practica. “¿Cómo puede ser que la Fiscalía no investigue los hechos del 1 de octubre?, ¿que no investigue a los asistentes al Valle de los Caídos que cantan himnos franquistas y en cambio se atrevan a investigar a los Mossos que hacen su trabajo?, indicó Torra en declaraciones a los medios en Waterloo (Bélgica).

Torra acusó a la Fiscalía de querer “involucrar” a la Policía autonómica “en un conflicto político”. “Hacían su trabajo correctamente, porque delante de un grupo que actúa de noche, con armas blancas, cualquier policía del mundo actuaría así”, indicó el presidente de la Generalitat.

Quim Torra insistió en que se vive “un conflicto político que necesita soluciones políticas” y reiteró su demanda al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de que dé a conocer “cuál es su proyecto para Cataluña”.

Torra mantuvo este lunes en la población belga de Waterloo una larga reunión con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont para hablar del nuevo curso político que arranca y celebró un encuentro con los exconsejeros Meritxell Serret y Lluís Puig, también huidos a Bélgica.

Por su parte, el conseller de Interior, Miquel Buch, se opone a que el orden del día de la próxima Junta de Seguridad de Cataluña incluya un punto para tratar sobre convivencia y orden público en Cataluña, a raíz de las disputas por la retirada de lazos amarillos. Buch ha enviado este lunes una carta al ministro Fernando Grande-Marlaska en la que le agradece su interés por que la Junta de Seguridad incluya un punto sobre “la convivencia en el espacio público”, pero le recuerda que ésta es competencia exclusiva del gobierno catalán.

Los lazos amarillos tensan el debate político

La polémica por la agresión a una mujer que retiraba lazos amarillos en Barcelona ha llevado este lunes al PP a pedir a la Fiscalía que actúe de oficio ante casos como este, mientras la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha recordado que “cualquier agresión” puede ser “un delito de odio, de lesiones o de amenazas”.

El pasado sábado, los Mossos d’Esquadra identificaron a un hombre después de que supuestamente agrediera a una mujer en Barcelona tras una discusión porque retiraba lazos amarillos. Aunque agredida y agresor manifestaron su intención de presentar denuncia ante la policía, por ahora quien la ha formalizado es el hombre, que ha negado una motivación política en la trifulca, han informado fuentes de los Mossos d’Esquadra.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha considerado “inadmisible”, tanto social como penalmente, “cualquier agresión”, que ha recordado “puede ser un delito de odio, de lesiones o de amenazas”. Al ser preguntada en una entrevista en RNE por si la Fiscalía actuará contra estas agresiones, la titular de Justicia ha mostrado su convencimiento de que el Ministerio Público, que cuenta con profesionales “magníficos”, “siempre actúa cuando tiene que actuar”.

Precisamente, el presidente del PP, Pablo Casado, ha reclamado que la Fiscalía actúe de oficio en el caso de que un ciudadano sea agredido por independentistas por retirar lazos amarillos, unos símbolos que considera que “insultan a la democracia y al Estado de derecho”. El líder conservador ha dicho que el Ejecutivo tiene que “poner coto” al uso de los lazos amarillos y ha abogado por el control de su uso tanto colgados en instituciones oficiales como en la Cámara Baja y el Senado, donde los llevan algunos parlamentarios.

En este sentido, el presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha registrado este lunes formalmente una petición a la alcaldesa Ada Colau para que el consistorio se presente como acusación particular por la agresión que sufrió la mujer que retiraba lazos amarillos.

Marcha de apoyo convocada por Cs

En apoyo a la mujer agredida, Ciudadanos ha convocado una manifestación a las 19:00 del miércoles 29 a las puertas del parque de la Ciutadella de Barcelona, el mismo lugar donde se produjeron los hechos, a la que ya ha confirmado su asistencia la plataforma contraria a la independencia Espanya i Catalans.

En opinión de la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, esta agresión es una “polémica muy lamentable y muy provocada y buscada por Ciudadanos”, y ha añadido: “No hace falta buscar polémica donde hay una lamentable pelea entre dos personas”.

En una entrevista en RAC1, Paluzie ha denunciado que hace meses que hay en Cataluña “grupúsculos que van por Cataluña con cuchillos y cara tapada” quitando lazos” y que “ha habido casos en que amenazan y agreden”. “Están buscando una reacción y poder vender el relato de una sociedad en que hay violencia. Y como no lo consiguen, se acaban inventando las agresiones”, ha declarado.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Artur Mas ha negado que haya “fractura social” en Cataluña, aunque “es evidente que es una sociedad dividida respecto al tema del estado catalán”, ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio.

El portavoz de PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha condenado “todo atisbo de violencia” y ha afirmado que se deben “buscar soluciones políticas a los problemas políticos”, mientras que el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, ha reclamado “sensatez y prudencia a todo el mundo” en la polémica por los lazos amarillos, criticando “los intentos de colonización” del espacio público y también a quienes buscan “sacar rédito político de la situación de crispación”.

Podemos defiende los lazos como “libertad de expresión”

A la polémica sobre la colocación y retirada de lazos amarillos en Cataluña se ha referido también la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra, quien ha asegurado que “poner lazos amarillos forma parte de la libertad de expresión” y ha criticado que haya gente “que se tome por su mano la justicia y los retire”.

Por su parte el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha dicho que todas las partes deben contribuir a sosegar los ánimos y que el PP y Ciudadanos “hacen todo lo contrario y echan gasolina a los conflictos”.

RELACIONADO