El Papa evita responder a las acusaciones de encubrimiento: “No diré una sola palabra”

El Pontífice pide que se eviten juicios mediáticos y recomienda abrir una investigación "si hay sospechas o pruebas o medias pruebas"

El Papa Francisco dijo a los periodistas que deben juzgar por si mismos el contenido de la carta publicada este domingo del exnuncio en Estados Unidos, Carlo Maria Viganò, en la que aseguraba que el pontífice conocía desde 2013 las acusaciones de abusos sexuales a cardenal Theodore McCarrick.

“Yo no diré una palabra sobre eso. Creo que el comunicado habla por si mismo, y ustedes tienen la capacidades periodísticas suficientes para llegar a las conclusiones”, dijo Francisco en la rueda de prensa a bordo del avión de regreso de su viaje a Irlanda. Y añadió: “Lean ustedes atentamente el comunicado, y juzguen ustedes por si mismo”.

“Es un acto de Fe. Cuando haya pasado el tiempo, y ustedes tengan las conclusiones, quizá hable más. Pero quiero que su madurez profesional haga este trabajo, pero de verdad. Juzguen ustedes“, zanjó así Francisco el tema.

El Papa pidió que se eviten juicios mediáticos y que se denuncie pronto ante cualquier prueba en los casos de abusos por parte de los religiosos, durante su rueda de prensa de regreso de su viaje a Irlanda.

Aconsejó que “si hay sospechas o pruebas o medias pruebas” hay que abrir una investigación, pero que siempre es necesario aplicar la “presunción de inocencia” y criticó cómo “algunos medios comienzan a crear un ambiente de culpabilidad”.

El exnuncio pedía la dimisión de Francisco al asegurar que el pontífice sabía la situación de McCarrrick, que en junio fue apartado del colegio cardenalicio y el Papa argentino “dispuso su suspensión en el ejercicio de cualquier ministerio público, así como la obligación de que permanezca en una casa que le será asignada para una vida de oración y penitencia”.

Viganò escribió una carta de 11 folios que fue publicada este domingo por algunos medios de corte conservador en varios países en la que además el prelado acusa a otros miembros de la Curia de formar una “lobby gay” y encubrir las acusaciones contra el cardenal estadounidense. La carta se basa en acusaciones personales y el prelado no aporta ninguna documentación o prueba de estas.

El exembajador vaticano escribe que Francisco conoció el caso el 23 de junio de 2013 porque él mismo se lo comunicó “y siguió encubriendo al cardenal exarzobispo de Washington, McCarrick”.

El pasado junio, McCarrrick, de 88 años, fue apartado del colegio cardenalicio y el papa argentino “dispuso su suspensión en el ejercicio de cualquier ministerio público, así como la obligación de que permanezca en una casa que le será asignada para una vida de oración y penitencia”.

Viganò explica que en 2013 fue el mismo pontífice quien le preguntó: “¿Cómo es el cardenal McCarrick?“, y que el nuncio le informó de que “corrompió a generaciones de seminaristas y sacerdotes y el papa Benedicto XVI le ordenó retirarse a una vida de oración y penitencia“, así como que le informó de que había un informe de todo ello en la Congregación para los obispos.

Disqus Comments Loading...