Nuño de la Rosa apela a la unidad y apuesta por la internacionalización

El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa, ha transmitido a los accionistas del grupo la apuesta por consolidar la "unidad" en la compañía tras la renuncia de Dimas Gimeno y por impulsar la omnicanalidad y la internacionalización como palancas de crecimiento del grupo para los próximos años.

“Nuestra prioridad es consolidar la unidad como norma fundamental y base de nuestra fortaleza. Unidad en el consejo de administración, en la dirección de la empresa y de nuestros empleados y colaboradores. Queremos que esa unión sea percibida por nuestros clientes, proveedores, por las instituciones, y por supuesto, por los accionistas”, ha asegurado Nuño de la Rosa en su primera intervención como presidente del grupo, cargo al que llegó el pasado 14 de junio tras el cese de Dimas Gimeno.

Nuño de la Rosa ha indicado que el grupo trabaja para poner en marcha un plan estratégico para el negocio de ‘retail’ en el que destacar las “fortalezas” que les diferencia de los competidores y “detectar oportunidades de mejora en un entorno cada vez más complejo”.

Un plan que gira en torno a ser el “gran escaparate de las marcas, incluidas las propias”, ya que tanto las firmas nacionales como internacionales valoran su “capacidad de construir marca”, así como por la firme apuesta por la “omnicanalidad”, ya que considera que tanto sus tiendas físicas como las ‘online’ “deben ser las mejores”.

“Los consumidores requieren experiencias integradas entre el canal físico y el digital, sin fricciones, con idéntico acceso a catálogo y oferta comercial. Se trata de una transformación cultural porque ya no existe un negocio físico y otro ‘online’, sino un único negocio integrado”, ha recalcado.

Además, el presidente de El Corte Inglés ha destacado la apuesta por la “internacionalización como palanca que complemente la actividad actual”. “La globalización tiene que ser una de nuestras grandes aspiraciones porque tenemos marca, tenemos producto, tenemos servicio y, sobre todo, tenemos vocación de estudiar oportunidades fuera de España”, ha subrayado a los accionistas.

De esta forma, el presidente de El Corte Inglés ha aludido a los compromisos de “surtido, especialización, servicio, calidad y garantía” que la firma tiene con sus clientes y con la sociedad. “En definitiva, diferenciación e innovación en todas nuestras áreas de actuación”, ha subrayado.

Nuño de la Rosa en su primer discurso al frente del grupo también ha elogiado a los trabajadores de la compañía, ya que considera que “deben seguir siendo el rostro humano” de la firma, y se ha comprometido a “dar oportunidades al talento, a hacer valer el principio del mérito, a seguir invirtiendo en formación, a trabajar por la igualdad de oportunidades, y a reforzar el orgullo de pertenecer a la plantilla de El Corte Inglés”.

“Cuento con todos y cada uno de vosotros para seguir construyendo El Corte Inglés del siglo XXI, con la esencia de siempre, pero con la modernidad que nos exige el presente, y la responsabilidad que nos impone el futuro”, ha concluido.