La oposición acusa al Gobierno de abandonar al juez Llarena y a los ciudadanos que quitan lazos amarillos

El Partido Popular y Ciudadanos han coincidido este domingo en censurar la postura del Gobierno de Pedro Sánchez con respecto a la "falta de amparo" en lo referente a la demanda interpuesta en Bélgica por Carles Puigdemont y los cuatro exconsejeros huidos contra el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. También han denunciado la indefensión y el “abandono” de los ciudadanos que quitan lazos amarillos de los espacios públicos en Cataluña tras la agresión el sábado a una mujer en Barcelona por parte de un individuo que la recriminó que estuviera quitando los lazos. Ante las críticas, el Gobierno ha anunciado que ya ha iniciado la defensa de Llarena con la contratación de un bufete belga para defenderle.

Después de que este sábado la mayoría de las asociaciones de jueces y fiscales exigieran al Gobierno que asuma ante la justicia belga la defensa del instructor de la causa del “procés”, Pablo Llarena, PP y Ciudadanos han mostrado este domingo su apoyo al magistrado y han criticado la posición del Ejecutivo ante este caso y su “pasividad” ante la ruptura de la convivencia en Cataluña. Llarena debe comparecer el 4 de septiembre en Bélgica a raíz de la demanda civil presentada allí contra él por el expresidente catalán Carles Puigdemont, que alegó que no respetó su derecho a la presunción de inocencia.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que comparezca en el Congreso para dar cuenta del “desamparo” en el que ha dejado el Gobierno al magistrado del Tribunal Supremo. “Solicitamos la comparecencia de la ministra de Justicia en el Congreso para que responda del desamparo al Juez Llarena, y requerimos al Gobierno la inmediata personación en el procedimiento de Bélgica para alegar y garantizar la inmunidad e integridad de la jurisdicción española”, ha escrito  Casado en su cuenta de Twitter.

En otro mensaje, Casado ha anunciado que ha solicitado una reunión a las asociaciones de jueces y fiscales para plantear la oposición de su partido a la “indefensión” que a su juicio sufre Llarena, una entrevista en la que su partido mostrará su apoyo a la integridad, independencia e inmunidad internacional del Poder Judicial”, y añade que el Gobierno debe explicar su “dejación de funciones” en torno a este asunto.

En el mismo sentido, el vicesecretario del PP, Javier Maroto, ha asegurado que Sánchez, ve el “mundo al revés” en Cataluña, porque “ampara” a aquellos que “propician la violencia”, y “desampara a aquellos que han defendido a España de un Golpe de Estado” como el juez Larena. “Lo que está haciendo con el juez Llarena por un lado, y la permisividad en la ruptura de la convivencia en Cataluña por otro, nos llevan a tomar acciones de forma inmediata. Creemos que el Gobierno está muy alejado de estar a la altura de las circunstancias”, ha aseverado Maroto.

Ante esta situación, el Grupo Parlamentario Popular registrará este lunes en el Senado una moción, para su debate y aprobación en la Comisión de Justicia, en la que exige al Gobierno que defiende “sin reservas” a Llarena “y a la soberanía española”. Según ha asegurado el portavoz del GPP en el Senado, Ignacio Cosidó, el juez Llarena “siempre ha defendido la Constitución y al Estado español pese a las duras críticas de los secesionistas, adoptando una postura implacable contra el independentismo para frenar la mayor amenaza a la estabilidad de España en las últimas décadas”. Para el dirigente del PP, con la decisión de no dar amparo al juez Llarena, “el Gobierno de Sánchez se pone al lado de los golpistas” frente a la actuación del Estado de derecho español.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha asegurado este fin de semana que su partido está “muy decepcionado” con el Gobierno por “no prestar defensa” a Llarena en Bélgica, asunto por el que van a exigir una comparecencia “inmediata” al Ejecutivo de Sánchez.

Similar opinión expresó el sábado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a través de su cuenta de Twitter, donde escribió: “Sánchez abandona a quienes defienden al Estado en Cataluña”. “El alquiler de Moncloa es demasiado caro para España: un Gobierno interino claudicante ante los supremacistas que dieron un golpe de Estado contra nuestra democracia. Los españoles deben tomar la palabra”, ha añadido Rivera junto al hashtag #Elecciones ya.

El Gobierno asegura que ya ha iniciado la defensa de Llarena

Ante las críticas, el Ejecutivo de Sánchez ha anunciado por sorpresa este domingo que ha puesto en marcha “todos los mecanismos necesarios” para defender la soberanía jurisdiccional española en la demanda presentada en Bélgica contra Llarena, entre los que se encuentra la contratación de un despacho de abogados de ese país. El Ejecutivo ha indicado en un comunicado que ha atendido todas las indicaciones del Consejo General del Poder Judicial “hasta este momento” en relación a la demanda y que atenderá las peticiones “de salvaguarda de la soberanía jurisdiccional española” que en el futuro pueda realizar el Poder Judicial.

“El Ministerio de Justicia espera que en breve culminen los trámites para la contratación de un despacho de abogados en Bélgica en defensa de los intereses de España, en relación con la demanda presentada contra el juez Llarena por los políticos catalanes huidos a aquel país y encausados por el Tribunal Supremo”, ha especificado el Gobierno.

El magistrado -recuerda la nota- solicitó amparo al Consejo General del Poder Judicial que, en Comisión Permanente, resolvió trasladar al Gobierno el pasado día 21 su petición para la adopción de “las medidas necesarias para asegurar la integridad e inmunidad de la jurisdicción española ante los tribunales del Reino de Bélgica”. Y “de manera inmediata”, según el Ejecutivo, el Ministerio de Justicia puso dicha petición en manos de la Abogacía del Estado para poder contratar los servicios de un despacho de abogados que represente al Reino de España ante los tribunales belgas. “El Gobierno ha dado desde el principio una respuesta positiva y ha actuado con total diligencia en este asunto en los términos trasladados por el Poder Judicial y con arreglo a la legislación vigente”, recalca la nota.

Este comunicado se produce después de que durante el fin de semana distintas asociaciones de jueces y fiscales, además de la oposición, hayan reclamado al Gobierno que asumiese la defensa de Llarena. La Asociación Profesional de la Magistratura, la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Foro Judicial Independiente, la Asociación de Fiscales y la Asociación Profesional Independiente de Fiscales acusaron el pasado viernes al Ejecutivo de “dejación de funciones” en un comunicado conjunto en el que exigieron que asumiese la defensa de Llarena.

Tras el comunicado conjunto publicado el viernes, la Unión Progresista de Fiscales instó este sábado al Estado a personarse en el procedimiento abierto en Bélgica para defender la inmunidad de jurisdicción de los tribunales españoles. Finalmente, este domingo Juezas y Jueces para la Democracia ha considerado que la actuación del Ministerio de Justicia en el procedimiento abierto en Bélgica es “correcta y ajustada a derecho”.

La ‘guerra de los lazos’ en Cataluña

Por otro lado, la oposición ha denunciado la actuación del presidente del Gobierno tras la agresión que sufrió el sábado una mujer en Barcelona después de mantener una discusión con un hombre que supuestamente le recriminó que quitara lazos amarillos y los tirara a la basura. La agresión se produjo este sábado sobre las 12:20 horas en el paseo Pujades de Barcelona, en la entrada principal del Parque de la Ciudadela. La policía ha identificado tanto al presunto agresor como a la agredida y a su marido, militante de Ciudadanos, aunque no ha detenido a nadie, y ambas partes han expresado su intención de presentar denuncia, aunque éstas aún no ha sido formalizadas, según los Mossos.

“Le han roto la nariz a una mujer delante de sus hijos por quitar lazos amarillos en Barcelona”, ha escrito en Twitter la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, y ha emplazado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a entender que “aquí no hay ‘normalidad’“. “Defienda a millones de catalanes que estamos siendo atacados por el separatismo y deje de blanquear a los que rompen la convivencia en Cataluña”, le ha dicho a Sánchez.

Posteriormente en declaraciones a los medios, Arrimadas ha defendido que sea la Fiscalía la que investigue los hechos que han dado origen a esta agresión “brutal”, y ha advertido de que “lo que no vamos a hacer es quitar hierro a las agresiones que se sufren por personas en el mismo momento en que están retirando lazos amarillos”. “Ante esta situación no se puede mirar para otro lado”, ha defendido Inés Arrimadas, quien ha declarado que desde su partido darán apoyo a todas las personas que están siendo “señaladas, identificadas e insultadas de manera absolutamente injusta por simplemente defender de manera pública que quieren un espacio público de todos los catalanes”.

Además, desde Ciudadanos, ha declarado Arrimadas, no quieren que esta agresión sea un caso que pase desapercibido, sino que “todo el mundo entienda la gravedad de lo que se está viviendo en Cataluña”, recordando que desde su partido ya venían advirtiendo de una situación que podía generar una “grave fractura social” en Cataluña que “ya es una realidad”.

“Es inimaginable en democracia lo que está haciendo el separatismo”, ha sentenciado Arrimadas lanzando un mensaje al presidente del Gobierno, a quien le pedido que “deje de mirar para otro lado” porque “estos son sus socios de Gobierno”. Ha asegurado que Sánchez “está en manos de los partidos separatistas” por querer ser presidente de España “a toda costa”, y ha acusado al presidente español de “dejar tirados” a millones de catalanes que “estamos sufriendo” un gobierno “separatista” y de “dejar tirados” a servidores públicos, como el juez Pablo Llanera, “que hacen su trabajo para defender la aplicación de la Justicia en nuestro país”.

En el mismo sentido,  Maroto también ha criticado la actuación del presidente del Gobierno tras la agresión a esta mujer en Barcelona. “Estos hechos nos llevan a pensar que la actuación del Gobierno, de Pedro Sánchez, no es la actuación correcta”, ha apuntado. Maroto ha asegurado que Sánchez “mira para otro lado todos los días desde que es presidente con lo que pasa en Cataluña” porque le “están pidiendo que haga eso los partidos que le apoyaron en la moción de censura”. “¿No es un precio demasiado alto para estar en la Moncloa, el tener que permitir todo esto, y que todos los españoles veamos que hay un presidente que tiene que premiar a los independentistas antes que premiar a los españoles que en Cataluña o en el resto de España defendemos la convivencia y la legalidad?”, se ha preguntado.

El PP ha anunciado que abrirá en Barcelona una oficina de asesoramiento y apoyo para personas denunciadas, sancionadas o agredidas por retirar lazos amarillos de la vía pública, según ha anunciado el presidente del grupo municipal popular en el consistorio barcelonés, Alberto Fernández Díaz, para quien la colocación de estos símbolos en la vía pública “infringe la neutralidad obligada de ésta y no respeta la pluralidad de la sociedad catalana”. Según el concejal del PP, “el lazo amarillo, lejos de ser sinónimo de libertad, se está convirtiendo en una soga a la convivencia en Cataluña, donde catalanes que se sienten españoles son perseguidos por retirarlos de la vía pública”.

RELACIONADO