Una luz ultravioleta logra destruir bacterias resistentes a los medicamentos

Los investigadores centro médico Irving de la Universidad de Columbia, en EEUU, han realizado un estudio donde han descubierto que las fibras ópticas que emiten un tipo de luz ultravioleta que es segura para la piel, pero destruyen las bacterias resistentes a los medicamentos, lo que podría prevenir infecciones en los dispositivos médicos que penetran en la piel.

“Nuestro estudio sugiere que la luz ultravioleta lejana, suministrada por fibras ópticas que se pueden incorporar a los dispositivos de penetración en la piel, podría usarse para prevenir infecciones basadas en el catéter y la transmisión”, ha declarado David J. Brenner, profesor de biofísica de radiación en Columbia.

Esta aplicación se podría usar para catéteres o líneas motrices “que deben mantenerse en su lugar durante largos períodos de tiempo, y es difícil mantener el área donde penetran en la piel estéril. Incorporar estas fibras finas que emiten luz ultravioleta lejos en el catéter o la línea motriz puede ser la solución”.

El estudio actual fue diseñado para probar si la luz ultravioleta lejana que se transmite a lo largo de una fibra delgada podría usarse para desinfectar formas complejas de tejidos, como el área donde un catéter o una línea motriz ingresan a la piel.

El equipo de Columbia desarrolló una nueva forma de entregar la luz, utilizando un láser para enviar 224 nm de luz ultravioleta lejana a través de una fibra óptica delgada y flexible. En este estudio, las fibras se colocaron directamente sobre cultivos de tejidos que contienen bacterias MRSA, que se eliminaron eficazmente por la luz ultravioleta que se difunde por las fibras.