Prisión para el acusado de violar a cuatro menores haciéndose pasar por rapero

El juez de guardia de Olot (Girona) ha acordado el ingreso en prisión, sin fianza, del vecino de esta población acusado de abusar sexualmente de, al menos, cuatro niñas de entre 11 y 14 años, con las que contactaba haciéndose pasar por cantante de rap y productor.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juez ha dictado prisión provisional y comunicada para el detenido, tras tomarle declaración esta tarde, como presunto autor de un delito de abusos sexuales a menores de 16 años.

El joven, de 20 años y nacionalidad española, ha sido detenido por los Mossos d’Esquadra a raíz de la investigación que la semana pasada presentó la familia de una menor de 13 años de la que supuestamente abusó sexualmente.

A raíz de esa denuncia, los Mossos d’Esquadra iniciaron una investigación para intentar localizar al presunto autor y pudieron averiguar que al menos otras tres niñas habrían sido víctimas del supuesto rapero.

El “modus operandi” del abusador consistía en ponerse en contacto con las niñas, todas ellas vecinas de Olot, ya fuera a través de Whatsapp, Instagram o Facebook, y para impresionarlas les decía que tenía un grupo de rap, que era productor y que si querían podrían hacerse famosas participando en videoclips.

Tras mantener contacto virtual con ellas durante un tiempo, les hacía creer que mantenían una relación, aunque les pedía que no lo explicaran a nadie, y así conseguía quedar con ellas en un piso, normalmente de algún familiar de él, para abusar de las niñas, a las que sometía a tocamientos, aunque en algún caso también hubo penetración, según la policía catalana.

Los investigadores consiguieron identificar y localizar al joven y el pasado miércoles día 22 le detuvieron en su casa como presunto autor de un delito de abuso sexual con penetración a menor de 16 años, otro de exhibicionismo, por desnudarse delante de menores, y contra la salud pública porque cuando estaba con ellas además les ofrecía drogas.

La investigación sigue abierta y los Mossos no descartan que haya más víctimas.