Los atentados y el ‘procés’ hunden la reputación internacional de Barcelona

La crisis política en Cataluña y los atentados de 2017 han hecho que se resienta la reputación de Barcelona, que ha bajado este año siete puestos entre las ciudades más valoradas del mundo, que mide el ranking City Reptrak 2018.

La percepción de falta de seguridad tras los atentados, la crisis institucional y la salida de empresas de Cataluña han impactado en la percepción que los extranjeros tienen de Barcelona, que este año ha bajado desde el puesto 8 al 15 del total de las 56 ciudades que forman parte del informe City Reptrak 2018, hecho público hoy.

Este ranking, del Reputation Institute, se ha elaborado a partir de 12.044 encuestas realizadas entre marzo y abril a ciudadanos de Alemania, Italia, Canadá, Japón, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Rusia.

En la evaluación se han tenido en cuenta tres dimensiones: la calidad de vida (oferta turística, entorno urbano, belleza, cultura, ocio), el nivel de desarrollo (estabilidad financiera, atracción de inversores, potencial de crecimiento, entorno favorable para hacer negocios) y calidad institucional (ambiente seguro, red de transporte, líderes respetados, instituciones políticas y sociales).

Los encuestados han evaluado las 56 ciudades con mayor Producto Interior Bruto (PIB) del mundo, mayor población y reconocimiento. Entre las veinte primeras, además de Barcelona, se encuentra Madrid, en el puesto 19 tras subir dos escalones.

La pérdida de reputación de la ciudad condal responde a los “lamentables atentados” del verano de 2017 y al “procés, que estuvo muy presente a nivel internacional el pasado otoño”, ha explicado a Efe el vicepresidente de cuentas globales de Reputation Institute, Enrique Johnson.

“Ha bajado sobre todo la percepción de la calidad institucional, de la atracción de inversores y de poder ofrecer un entorno seguro a habitantes y turistas”, ha subrayado el portavoz.

Por su parte, Madrid, a pesar de subir dos puestos, “mantiene” su nivel de reputación, ya que el ascenso responde más a la bajada generalizada del resto de ciudades que a una mejora manifiesta de la capital española.

El “talón de Aquiles” de Madrid, según el informe, es la oferta turística, mientras que su fortaleza es la atracción de inversores, la estabilidad financiera y el potencial de crecimiento económico.

Las veinte ciudades con mejor reputación del mundo, según el informe City Reptrak 2018 son Tokio, Sídney, Copenhague, Viena, Estocolmo, Venecia, Roma, Zúrich, Múnich, Montreal, Helsinki, Melbourne, Toronto, Milán, Barcelona, Vancouver, Londres, Dublín, Madrid y San Francisco.

Tokio lidera el ranking, al ser la más destacada en liderazgo político, eficacia del gobierno y la segunda ciudad más segura de todas las analizadas.

Por categorías, Copenhague se percibe como la más segura y Roma ha resultado elegida como la más bella.

A la cola, las ciudades con peor reputación de las 56 analizadas son Moscú, El Cairo, México -que es la más insegura-, Nueva Delhi y Estambul.

El portavoz de Reputation Institute ha destacado que en 2018 se ha registrado una “pérdida general de reputación” debido al impacto del entorno político, social y económico mundial, algo que también afecta a las compañías. “Cuando hablamos de reputación nos referimos a la percepción que el público general tiene sobre lo que ha hecho la ciudad en el pasado, lo que está haciendo a día de hoy y las expectativas que tienen de la ciudad a futuro”, ha detallado Johnson.

Desde Reputation Institute se hace hincapié en que en la percepción de las ciudades influyen las tensiones geopolíticas, el malestar social y los nacionalismos.

Para los encuestados, por primer año la seguridad ha sido una variable más importante en su percepción de las ciudades que la belleza: “Reputación ya no es exclusivamente sinónimo de belleza, la seguridad pasa a estar por encima a la hora de construir esa reputación”, ha asegurado el portavoz.