Alonso se sincera: “No quería dejar la Fórmula 1 por la puerta de atrás”

El piloto español de Fórmula 1 Fernando Alonso (McLaren) explicó que la decisión de abandonar el campeonato es "un adiós" y que quería dejarlo sintiéndose "fuerte", aunque dejó entreabierta la posibilidad de regresar en un futuro antes de afrontar el Gran Premio de Bélgica, decimotercera prueba del Mundial que se disputa este fin de semana en el circuito de Spa-Francorchamps.

“Ha sido una decisión que empecé a madurar desde el año pasado y en este 2018 ha habido muchos cambios dentro del equipo, con el motor de Honda a Renault, y he pensado que merecía la pena quedarse un año más. Me lo he pasado bien y he pensado que este año podía ser divertido”, manifestó en rueda de prensa.

No obstante, Alonso señaló que, en estos momentos, existen “ciertas prioridades” como en Mundial de resistencia. “Hace un par de meses pensé que era el momento adecuado. Quiero decirle adiós a este deporte sintiéndome fuerte, no cuando no tenga donde ir y marcharme por la puerta de atrás. Prefería ser yo quien tomara la decisión y encontrar nuevos retos que quizá la fórmula uno no me ofrezca”, señaló.

Ante la posibilidad de regresar al ‘gran circo’, el asturiano no lo descarta, pero en un plazo medio. “Ahora mismo pienso que es un adiós, pero la vida cambia rápidamente. La vida me ha enseñado que puede cambiar en un par de meses o años. Y tal y como dije, tengo la puerta abierta porque no tengo una bola de cristal para saber lo que pasará. Es un adiós, pero nunca se sabe”, comentó.

Alonso confía en que el McLaren con el que se encuentre Carlos Sainz el próximo curso tenga “más rendimiento para conseguir mejores resultados”. “Ése es el objetivo para la carreras que quedan y poder preparar el coche para la próxima temporada. No sé cómo será, de lo que estoy seguro es que el equipo es increíble. McLaren es la segunda mejor escudería de este deporte y eso es algo que sientes cuando conoces la fábrica, el personal, los mecánicos, los ingenieros y quieren devolver a McLaren al primer puesto. Ése, el de alegría, será su primer sentimiento y el segundo será en los test de Barcelona”, indicó.

En el caso de que hubiera contado con un coche competitivo en el Mundial de 2019, Alonso no sabe si hubiera continuado en el campeonato. “Los retos que tengo fuera son mayores que los que puedo encontrar aquí. La ‘Triple Corona’, ser el mejor piloto del mundo … Hay dos posibilidades: ganar ocho campeonatos, cosa que veía difícil, o ser un maestro en diferentes disciplinas”, argumentó.

Se declaró muy satisfecho por su rendimiento en el Mundial de resistencia y se sintió “competitivo” en las 500 Millas de Indianápolis. “Las posibilidades para seguir el año que viene eran pocas o muchas depende de cómo se mire. No me he quedado porque para ganar ahora solo hay dos equipos y ellos ya tienen a sus pilotos claros para los próximos años. La fórmula uno de ahora no es la misma a la que me uní en 2001. Cuando vienes a los mismos sitios y repites las mismas rutinas puede que los retos no te motiven”, aclaró.

Por último, confesó que en su decisión de marcharse de la F1 influyó “no estar en un equipo ganador”. “Obviamente es parte de ella. La fórmula uno ha sido siempre un deporte dominado por uno o dos equipos. Ha habido temporadas en las que teníamos libertad en la estrategia, en la elección de neumáticos y, aunque un equipo fuera dominante, ha habido choques, asfalto mojado … que proporcionan acción. En 2004 no gané pero hice alguna ‘pole’, tomamos riesgos y siempre había algo de acción”, recordó