Terrorismo yihadista

Los Mossos califican el ataque terrorista en Cornellà de “hecho aislado”

Una mosso d'esquadra ha matado en la mañana de este lunes a tiros a un hombre que había irrumpido en la comisaría de Cornellà de Llobregat (Barcelona) esgrimiendo un cuchillo e invocando a Alá, en un ataque que los Mossos d'Esquadra investigan como atentado terrorista y que consideran un hecho "aislado".

El ataque ha ocurrido poco antes de las 6:00 horas de este lunes, cuando el presunto terrorista, Abdelouahab T., vecino de Cornellà, de origen argelino y 29 años de edad, ha llamado al interfono de la comisaría de los Mossos en la población, situada a escasos metros de su domicilio, y se ha abalanzado, cuchillo en mano, sobre la agente que le ha abierto la puerta.

La mossa d’esquadra ha disparado mortalmente con su arma reglamentaria al asaltante, cuando éste se disponía a atacarla con un cuchillo de grandes dimensiones, al tiempo que profería invocaciones a Alá, entre otras palabras que han resultado ininteligibles para la agente.

Los Mossos d’Esquadra investigan el ataque como un “atentado terrorista”, dada la “extrema gravedad” de los hechos, ya que consideran que el fallecido tenía “voluntad clara” de atacar y matar a la agente, según ha explicado en rueda de prensa Rafael Comes, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central.

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha precisado que, de acuerdo con las primeras investigaciones, el ataque constituye un “hecho aislado” que tenía como objetivo a la policía catalana, al tiempo que ha felicitado a los Mossos d’Esquadra por su “rápida intervención” para “neutralizar” al supuesto terrorista. El comisario jefe de los Mossos d’Esquadra, Miquel Esquius, ha insistido que la intención de matar a la agente por parte del asaltante era “clara y evidente”, por lo que ha defendido que la actuación de la policía ha sido “proporcional” al riesgo al que se enfrentaba.

Tras el ataque, el conseller Buch ha recordado a los agentes que tienen la obligación de adoptar medidas de autoprotección, ya que los policías son un objetivo terrorista y Cataluña, al igual que el resto de España, se mantiene en el nivel 4 de alerta en una escala del uno al cinco.

Los Mossos mantienen la hipótesis de que se ha tratado de un ataque terrorista en base al hecho de que el asaltante ha intentado matar a un policía y ha proferido una proclama citando a Alá, si bien no descartan que el detonante del ataque perpetrado por el hombre abatido, que se acababa de divorciar, no tenga nada que ver con el terrorismo, según ha detallado Comes.

Ante la sospecha de la naturaleza terrorista del ataque, el juzgado de instrucción número 2 de la Audiencia Nacional ha asumido la investigación del caso, al ser el tribunal competente en la materia. No obstante, inicialmente ha sido la juez de guardia de Cornellà la que ha procedido al levantamiento del cadáver, tras lo que ha ordenado un informe de balística y la incautación del arma de la mossa para averiguar con exactitud las circunstancias en que ha disparado al supuesto yihadista en la comisaría, donde hay cámaras de seguridad en el perímetro y en la zona de recepción.

Asimismo, la Audiencia Nacional ha ordenado registrar el domicilio del fallecido, quien a sus 29 años acababa de separarse de una mujer española que, según explican los vecinos del barrio de la Gavarra de Cornellà, se convirtió al Islam en cuanto empezó la relación con él y hasta solía cubrirse la cabeza con un pañuelo. En el registro, los Mossos d’Esquadra no han encontrado ni armas ni explosivos, según ha detallado Comes.

Según ha informado la Cadena Ser, la mujer del asaltante ha asegurado en su declaración que su marido le había reconocido en varias ocasiones que se quería suicidar para evitar la vergüenza dentro del colectivo musulmán por su condición de homosexual, condición que ella descubrió hace un año y que fue el motivo por el que comenzaron a distanciarse hasta iniciar los trámites de separación. La mujer, según esta versión, sostiene que quizá el asalto a la comisaría pretendía camuflar su suicidio, a sabiendas de que podría ser abatido por los Mossos si amenazaba a los agentes con un cuchillo al grito de “Alá es grande”.

A partir del análisis del material incautado en el domicilio del asaltante, los investigadores tratarán de reconstruir el perfil del fallecido y averiguar las motivaciones de su ataque, así como determinar sus posibles vínculos con el terrorismo yihadista.

Por el momento, los Mossos d’Esquadra no han hallado ningún vínculo que relacione al asaltante con la célula terrorista que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17 de agosto pasado, cuyo aniversario de conmemoró hace apenas unos días y subrayan que se ha tratado de un “hecho aislado” ya que no ha habido réplicas, por el tipo de asalto y por los datos que han recabado hasta ahora.

Interior mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista

El Ministerio del Interior ha decidido mantener el nivel 4 reforzado de alerta antiterrorista tras el ataque de Cornellà y ha activado un protocolo de medidas de autoprotección complementarias para los agentes de los cuerpos de seguridad. La decisión de mantener el nivel 4 se ha adoptado a propuesta de los expertos en la lucha antiterrorista y con el refrendo de los responsables de Interior.

Tras valorar la situación con los expertos, Interior ha decidido reforzar la seguridad de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha activado un protocolo complementario de medidas de autoprotección para los agentes de los diferentes Cuerpos.

España mantiene un nivel 4 -sobre 5- de alerta desde el 26 de junio de 2015, con motivo de los sucesivos atentados que ocurrieron en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia. Se trata del penúltimo escalón previsto; el máximo se reserva para casos de atentados inminentes en territorio nacional y en la práctica sólo implica como diferencia con el nivel previo, la presencia de militares en las infraestructuras críticas, nudos de comunicación y lugares de gran acumulación de personas.

Tras el ataque, los Mossos d’Esquadra han mantenido una reunión operativa con responsables de otros cuerpos policiales para coordinarse en las investigaciones y, excepcionalmente, han convocado a su Gabinete de Coordinación Antiterrorista bajo la presidencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y del conseller de Interior, Miquel Buch.

Para este martes se ha convocado una reunión extraordinaria del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo (CITCO), a la que han sido invitados los Mossos d’Esquadra, para evaluar toda la información que se dispone de este ataque.

 

 

RELACIONADO