IU convoca una concentración en memoria del concejal asesinado

El próximo martes se procederá a la lectura de un manifiesto elaborado por la agrupación de IU Llanes que será "la única declaración pública que se realice"

Izquierda Unida ha convocado para el próximo martes una concentración silenciosa ante el Ayuntamiento de Llanes en memoria de su único concejal en la corporación llanisca, Javier Ardines, y como repulsa contra la violencia después de que el edil muriera asesinado el pasado jueves junto a su domicilio.

Según ha informado la coalición, en dicho acto se procederá a la lectura de un manifiesto elaborado por la agrupación de IU Llanes que será “la única declaración pública que se realice, atendiendo a la difícil y dolorosa situación que viven tanto sus compañeros de partido, amistades y, muy especialmente, su familia”.

Los responsables de la coalición en Llanes habían hecho un llamamiento a la calma y pidieron “la máxima prudencia” a los militantes de la coalición a la espera de que avance la investigación para esclarecer la muerte de Ardines, de 52 años.

A la conmoción generada en Llanes se ha referido también el alcalde de Llanes, Enrique Riestra, que ha coincidido, visiblemente emocionado, con el resto de miembros de la corporación municipal en el Certamen de la Huerta de Posada de Llanes.

Es muy difícil de asimilar y ya habrá tiempo para expresarse. Vamos a seguir los pasos que nos diga la familia de Javier y su familia política, que es Izquierda Unida, respetaremos sus decisiones y seguiremos trabajando por lo que Javier quería”, ha señalado Riestra, de Vecinos por Llanes, que preside la corporación al frente de un gobierno cuatripartito con PP, Foro e IU.

Tres días después de la muerte del edil la Guardia Civil sigue recabando datos para esclarecer el asesinato del edil, que murió tras recibir varios golpes en la cabeza y que el sábado fue enterrado en una ceremonia íntima por expreso deseo de la familia.

El cuerpo de Ardines fue localizado a unos centenares de metros de su vivienda en la localidad de Belmonte de Pría, sobre la calzada que daba acceso al inmueble, y su furgoneta, parada pero con el motor encendido, fue localizada a 70 metros del cadáver.