Según la AEMET

Los chubascos y tormentas en el este irán cesando y el domingo habrá tiempo estable en casi toda España

Incertidumbre para la próxima semana, aunque los primeros días se espera estabilidad

Los chubascos seguirán cayendo este fin de semana sobre todo en el este peninsular aunque irán remitiendo hasta que el domingo apenas se esperan chubascos dispersos y ocasionales en el este de Baleares y en las zonas montañosas del sureste peninsular y Pirineos, mientras en el resto de España predominará la estabilidad, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, el fin de semana comenzará este viernes con chubascos y tormentas localmente fuertes y con granizo en el área mediterránea, este de Aragón y de Castilla-La Mancha, sur del sistema Ibérico y sierras del sudeste peninsular y no se descarta que puntualmente sean muy fuertes en Baleares, Cataluña y Huesca.

El sábado los chubascos y tormentas de mayor intensidad se producirán en el litoral catalán, Baleares y entorno del Golfo de Valencia, aunque tenderán a remitir durante el día y el domingo predominará el tiempo estable con cielos poco nubosos en la mayor parte del país, aunque se podrán ir formando nubes de evolución que podrían dejar chubascos dispersos y ocasionales en zonas del este de Baleares, en áreas de montaña del sudeste peninsular y en Pirineos.

En Canarias se esperan intervalos nubosos en el norte de las islas y no se descarta alguna precipitación débil y dispersa.

En cuanto a las temperaturas, el viernes bajarán en la mitad norte y este descenso será notable en el entorno del alto Ebro. Sin embargo, el sábado y el domingo volverán a subir.

Los vientos soplarán de componente norte en la mitad norte de la Península, en Canarias y en Baleares y de componente este en el sur del área mediterránea, con levante fuerte y rachas muy fuertes en el Estrecho.

De cara a la próxima semana, la AEMET señala que aunque hay algo de incertidumbre se espera que predomine el tiempo estable y soleado, sobre todo al principio.

En cuanto al miércoles y jueves prevé que se produzcan precipitaciones y tormentas ocasionales en zonas montañosas de la mitad norte y se espera que a partir del viernes 24 aumente de forma progresiva la inestabilidad.

Esos días las lluvias se podrán extender al litoral mediterráneo y a Baleares y serán más intensas y frecuentes en la vertiente cantábrica, Pirineos y en el norte de Cataluña.

Las temperaturas ascenderán el lunes y el martes en la mayor parte de España, se estabilizarán el miércoles y empezarán a descender el jueves por el noroeste y progresivamente se irá extendiendo al resto de la Península a partir del viernes.

Finalmente, los vientos soplarán flojos en general, de componente norte en el tercio norte peninsular y en Canarias, y de componente este en el litoral andaluz, con probable levante fuerte en el Estrecho hasta el jueves 23 de agosto.