Estudio estadounidense

El impacto de las emisiones de los aerosoles varía según el lugar donde se originan

Existen diferencias regionales "dramáticas" en lo que respecta a la fuerza con la que un país se ve afectado por sus propias emisiones

Un grupo de cintíficos han concluido que el impacto de las emisiones de los aerosoles varía mucho según el lugar donde se originan, tal y como revela el proyecto publicado en la revista ‘Nature Communications’ financiado por la Fundación Nacional de Ciencia en Colaboración con UC San Diego y la Universidad de Stanford y valorado en más de 1,3 millones de euros.

Los aerosoles son pequeñas partículas que son arrojadas a la atmósfera por actividades humanas como la quema de carbón y madera y tienen efectos negativos sobre la calidad del aire, dañando la salud humana y la productividad agrícola.

Así, mientras que los gases de efecto invernadero causan calentamiento al atrapar el calor en la atmósfera, algunos aerosoles pueden tener un efecto de enfriamiento en el clima similar a cómo las emisiones de una gran erupción volcánica pueden causar que la temperatura global baje.

Esto se debe a que las partículas del aerosol hacen que una mayor cantidad de luz proviniente del Sol se refleje lejos del planeta. En este sentido, las estimaciones indican que los aerosoles han compensado aproximadamente un tercio del calentamiento provocado por los gases de efecto invernadero desde la década de los 50.

Sin embargo, los aerosoles tienen una vida útil mucho más corta en la atmósfera que los gases responsables del calentamiento global. Esto significa que su distribución atmosférica varía según la región, especialmente en comparación con el dióxido de carbono.

“Las conversaciones entre científicos y políticos a menudo ignoran el papel de la ubicación de la emisión cuando se evalúa como los aerosoles afectan al clima”, explica Geeta Persad de Carnegie.

Según su nuevo trabajo publicado en ‘Nature Communications’ junto a Ken Caldeira de Carnegie, el impacto que tienen estas finas partículas en el clima varía mucho según el lugar donde fueron lanzadas.

“No todas las emisiones de aerosoles se crean iguales–dice Caldeira–. Los aerosoles emitidos en medio de un monzón podrían llover de inmediato, mientras que las emisiones en un desierto podrían permanecer en la atmósfera durante muchos días. Hasta ahora, las discusiones políticas no han llegado a comprender este hecho”.

En este sentido, sus modelos muestran que las emisiones de aerosoles de Europa occidental tienen catorce veces el efecto de enfriamiento global que las emisiones de aerosoles de la India.

Sin embargo, las emisiones de los aerosoles de Europa, los Estados Unidos y China están disminuyendo, mientras que las emisiones de aerosoles de la India y África están aumentando.

“Esto significa que el grado en que las partículas de aerosol contrarrestan el calentamiento causado por los gases de efecto invernadero probablemente disminuirá con el tiempo a medida que los nuevos países se conviertan en importantes emisores”, explica Persad.

Además, descubrieron que existen diferencias regionales “dramáticas” en lo que respecta a la fuerza con la que un país se ve afectado por sus propias emisiones.

Por ejemplo, los aerosoles de la India enfrían su país de origen 20 veces más de lo que enfrían el planeta. En comparación, los aerosoles de Europa occidental, Estados Unidos e Indonesia enfrían su país de origen apenas el doble de lo que enfrían el planeta, lo que supone una diferencia significativa en cómo se experimentan estas emisiones. Así, en muchos casos, los efectos climáticos más fuertes de los aerosoles se sienten lejos de donde se emiten los aerosoles.

El trabajo de Caldeira y Persad demuestra que los efectos climáticos de las emisiones de aerosoles de diferentes países son muy desiguales, lo que significa que las políticas deben reflejar esta variación.

Este trabajo analiza las dimensiones combinadas de clima salud y toma de decisiones de los gases de efecto invernadero en comparación con los contaminantes de vida más corta como los aerosoles.

“Así como los efectos del clima de los aerosoles dependen fuertemente de la región de origen, también esperamos que su salud y otros efectos de la calidad del aire dependan de su origen–explica Persad–. En el futuro, queremos comprender esta pieza de calidad del aire y las implicaciones que podría tener para optimizar la mitigación de la contaminación del aire local”.