Las víctimas del 17-A exigen a los políticos que no usen su dolor tras “abandonarlas” tras los atentados

Barcelona conmemorará este viernes el primer aniversario de los atentados del 17 de agosto con una ofrenda floral en La Rambla y con un acto en la plaza Cataluña, que quiere dar el protagonismo a las víctimas del ataque terrorista y en el que coincidirán los Reyes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Sin embargo, pese a que desde algunos sectores se ha intentado evitar, incluidos los independentistas más moderados, el homenaje estará envuelto en polémica por la presencia del Rey en Cataluña. Desde los sectores más radicales llaman al 'boicot' y, en general, los soberanistas han aprovechado que el foco está en su tierra para reivindicar la libertad de los políticos presos y cargar contra el Estado y la policía española, a los que culpan en parte de los atentados, por no compartir toda la información que tenían sobre los terroristas. Ante este panorama, varias víctimas del 17-A han pedido a la clase política que no "manipule" ni "politice" su dolor, después de haberlas "abandonado" tras los atentados. Una petición a la que se ha sumado el Ayuntamiento de Barcelona.

Tras amagar con plantar a Felipe VI, Torra se ha visto obligado por su cargo a acompañar al monarca en los actos y contrarresta así la posición defendida desde el ala más radical del independentismo, que no acudirá al acto de la ciudad condal. En la Generalitat admiten que el Rey tenía que acudir y no podía hacer otra cosa. De ahí que el Govern haya rebajado el tono.

Por su parte, la ANC no enviará a ningún representante al acto de este 17 de agosto para evitar coincidir con Felipe VI. La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ya ha asegurado que la entidad “no participa en actos que cuenten con la presencia del rey de España”. Remarca que la entidad “se centrará” en el “homenaje a las víctimas de los atentados” del 17 de agosto, que se hará esa tarde ante la cárcel de Lledoners (Barcelona), donde permanecen diversos presos independentistas.

En este acto, que la ANC organiza junto a otras entidades soberanistas, está previsto que también participe Torra. En esa misma línea se muestran la CUP y Òmnium, que se niegan a aparecer en las fotos junto al monarca. Desde la prisión se homenajeará a las víctimas, pero también a los Mossos y a los políticos presos, en un acto cargo de simbolismo independentista en el que el principal protagonista será el que fue durante los ataques conseller de Interior, Joaquim Forn, preso por el ‘procés’.

Y aunque el soberanismo oficial ha dado un paso atrás, sigue mandando mensajes para pedir la liberad de los políticos presos a unas horas del homenaje. El portavoz de Junts per Catalunya (JxCAT) en el Parlament, Albert Batet, ha asegurado que estarán al lado de las víctimas, pero también, y ahí viene el dardo, de los responsables de la Generalitat y de la conselleria de Interior de agosto de 2017, que están inmersos en procesos judiciales.

Por si faltaba echar leña al fuego, los exmiembros del Govern de la Generalitat durante los fatales acontecimientos del 17 de agosto en Barcelona y Cambrils, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, el ya citado Forn, Josep Rull y Dolors Bassa, el ex líder de la ANC, Jordi Sànchez, el actual presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, así como la anterior presidenta del Parlament, Carme Forcadell, han defendido en una carta que publica este jueves ‘La Vanguardía’ la gestión de la crisis causada por aquellos hechos y recuerdan la reacción solidaria y pacífica de la sociedad catalana.

Sin embargo, en la misma misiva reprochan la “falta de colaboración del Estado y algunos de sus organismos” durante el operativo policial por el 17-A. Subrayan “la estrecha relación” entre el imán de Ripoll, Abdelbaki es Satty –cerebro de la célula yihadista– y el CNI, ante la que los presos del denominado ‘procés’ reclaman explicaciones. Es decir, reprochan a la policía española que no compartiese toda la información sobre los terroristas.

Mientras tanto, desde los partidos constitucionalistas piden calma y exigen a los independentistas que piensen en las víctimas. El portavoz adjunto del grupo parlamentario del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha exigido a los soberanistas que piensen “menos en sus desvaríos políticos” en el acto de aniversario. Ciudadanos y PSOE, que prefiere evitar directamente la polémica, se manifiestan en esa línea y Podemos recalca que los aniversarios deben estar libres de cualquier “connotación política y personalista”.

Las víctimas se sienten ‘abandonadas’

Varias víctimas de los atentados del 17-A han exigido este jueves a los políticos que en los actos de homenaje de este viernes hagan una “tregua” y no “manipulen” ni “politicen” su dolor, después de haberlas “abandonado” tras los atentados de Barcelona y Cambrils. En una rueda de prensa en Barcelona, la víspera de primer aniversario de los atentados, las víctimas agrupadas en torno a la Unidad de Atención y Valoración a Afectados por el Terrorismo (UAVAT), que ha atendido a 182 afectados del 17-A, han denunciado que durante todo este tiempo se han sentido “engañadas, abandonadas, incomprendidas y tristes”, como ha descrito Ana Cortés, una de las supervivientes de las Ramblas.

En nombre de las víctimas, el coordinador de la UAVAT, Roberto Manrique, ha exigido que los actos institucionales de este viernes sean un homenaje a las víctimas y que la clase política “haga una tregua”. “Pedimos a la clase política, en nombre de las víctimas, que mañana hagan una tregua, que no utilicen el dolor ajeno para hacer política”, ha reclamado.

Manrique ha leído en la rueda de prensa una carta enviada por Javier, el padre de un menor de Rubí (Barcelona) asesinado el 17-A, en la que éste pide que los actos de este viernes sean de “respeto y consideración” para las víctimas y sus familias. “El aniversario del 17-A debe ser un día para las víctimas y sus familias. De respeto hacia ellos y su dolor. Que puedan ir a las Ramblas a recordar sus pérdidas y depositar flores y lo que necesiten en su honor, sin políticos, sin periodistas, sin cotillas. Como mucho, con las cuerpos de seguridad y equipos de emergencias. Debe ser un acto de respeto y consideración”, señala el escrito.

En la misma línea, Ana Cortés, que pudo esquivar a la furgoneta del terrorista Younes Abouyaaqoub tras salir del metro en Las Ramblas, frente a la fuente de Canaletes, ha leído también una carta que ha escrito intentando expresar el sentimiento de las víctimas, para mostrar su denuncia por el hecho de que se han sentido abandonadas. “Ahora que seremos visibles, ahora que todos se acuerdan de nosotros y estamos en boca de todos, es el momento de hablar, porque a partir del 18 de agosto volveremos a ser olvidados y sólo existiremos para nuestras familias y los que han estado 365 días sufriendo a nuestro lado durante un año que ha sido durísimo, de incomprensión”, ha expresado.

La mujer, que sobrevivió al sortear a la furgoneta, ha denunciado que ningún partido político se ha interesado durante este año por saber cómo estaban y si necesitaban alguna cosa y ha lamentado que, por el contrario, los políticos se apresuran ahora a tomarse fotos a su lado. “La única ayuda que recibimos fue de las fuerzas de seguridad, los equipos de emergencias, la Cruz Roja, los Bomberos, el 061, la UAVAT y otras víctimas, que se dejan la piel por nosotros”, ha indicado. “Nos sentimos engañados, abandonados, incomprendidos, tristes, pero muy unidos y con muchas ganas de recuperar nuestras vidas”, ha apuntado. Según Cortés, la única administración que les ha ayudado ha sido el Ayuntamiento de Barcelona, liderado por Ada Colau, que “despertó de su letargo tarde, pero despertó” y ha colaborado con ellos, facilitando que se pusieran en contacto con la UAVAT.

“Ahora que estamos en boca de todos, sólo espero que seamos los últimos y que las autoridades no se olviden de nosotros, porque después de la foto seguiremos teniendo necesidades. Señores políticos: es el momento de evitar que esto se repita, que no se manipule el dolor de las víctimas y que no se politice el dolor”, ha exclamado.

En la rueda de prensa, a la que han acudido víctimas de otros atentados, entre ellas una de las hijas del exministro socialista Ernest Lluch, Manrique ha exigido al Gobierno que modifique el plazo de admitir solicitudes para ser reconocidos como víctimas del terrorismo, que finaliza este viernes, ya que sus derechos no tendrían que prescribir al cabo de un año del atentado. ¿Cómo le explicas a alguien que sus derechos caducan al año?. Si la mayoría de víctimas estamos exigiendo que no prescriban los atentados terroristas, pasen los años que pasen, ¿cómo es posible que tengamos que permitir que prescriban los derechos de las víctimas?”, se ha preguntado.

Manrique ha sido muy crítico con la desatención por parte del Gobierno durante el último año y ha puesto como ejemplo que la oficina de atención a las víctimas sólo estuvo abierta en la Delegación del Gobierno en Cataluña del 22 al 29 de agosto, y no durante todo este año, como cree que sería lo lógico. También ha indicado que la Generalitat no hizo nada, pero ha alegado que durante la mayor parte de este periodo estuvo intervenida y su máxima responsable era la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, que, según ha dicho, no se puso en contacto con ninguna de las víctimas.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha pedido que este viernes las víctimas sean las “únicas protagonistas”. “Hace un año Barcelona sufrió el atentado terrorista más sangriento de los últimos 30 años, después de los de Hipercor”, ha recordado Colau, que ha expresado el pésame del consistorio a los familiares y amigos de las víctimas y la solidaridad y compromiso de la ciudad con todas las víctimas y afectados por el atentado. “No podemos y no queremos olvidarnos de aquellos hechos. No olvidamos ni olvidaremos nunca a las víctimas”, ha insistido la alcaldesa.

Los actos

En lo que se refiere a los actos como tal, los familiares de las víctimas mortales realizarán la ofrenda floral a las 10.00 horas ante el mosaico de Joan Miró de La Rambla, donde se detuvo la furgoneta del ataque, y a las 10.30 empezará el acto en plaza Cataluña, con interpretaciones musicales de las Escoles Municipals de Música y el Conservatori Municipal y una lectura con los siete idiomas de las víctimas mortales: catalán, castellano, inglés, francés, portugués, italiano y alemán.

La conmemoración tendrá como lema ‘Barcelona, Ciutat de Pau’, y ha sido promovida por el Ayuntamiento con colaboración de la Generalitat y la Delegación del Gobierno en Cataluña, que no realizarán parlamentos institucionales, ya que quieren que el protagonismo recaiga en los familiares de las víctimas y los heridos.

Amics de La Rambla, que agrupa a vecinos, comerciantes y personas vinculadas con el paseo barcelonés, ha animado a participar en el acto del aniversario de plaza Cataluña y ha pedido evitar que “nadie utilice la conmemoración para favorecer intereses personales o políticos”, ya que defiende que todos los ciudadanos e instituciones son bienvenidas.

Por su lado, la Asociación de Comerciantes del Mercado de la Boqueria lanzará globos con “mensajes de amor” para homenajear a las víctimas y a sus familiares, para lo que los visitantes del mercado que lo deseen podrán escribir en los 400 globos biodegradables que se liberarán a las 17.00 horas.

Las asociaciones de taxis del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) también han convocado un homenaje este viernes, para lo que saldrán sobre las 16.00 horas de la plaza España hacia La Rambla, donde harán una ofrenda floral para recordar a las víctimas y a los “héroes anónimos” que prestaron su ayuda tras el atentado.

La CUP ha descartado participar en el acto promovido por el Ayuntamiento por la presencia del Rey, como ha hecho la ANC, que ha impulsado una concentración ante la prisión de Lledoners para homenajear a los cuerpos de emergencia y a Forn, preso en la cárcel junto a otros dirigentes soberanistas, con un acto al que asistirá el presidente del Govern.

Por su lado, la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot) tampoco acudirá al homenaje impulsado por el Ayuntamiento, y celebrará un acto propio el jueves a las 17.00 horas en la plaza Cataluña, que incluirá una ofrenda floral en la zona de La Rambla por la que entró la furgoneta.

Ripoll, Alcanar y Cambrils

Previamente al acto del viernes en Barcelona, Torra acudirá este jueves a Ripoll (Barcelona), donde residían los terroristas, y asistirá a un acto organizado por entidades junto al alcalde, Jordi Munell, y a las conselleras Elsa Artadi y Teresa Jordà.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, irá el mismo jueves a Alcanar (Tarragona) -donde prepararon el ataque- con los consellers Damià Calvet, Miquel Buch y Ester Capella, que serán recibidos por el alcalde, Alfons Montserrat, tras lo que visitarán el centro de operaciones durante las explosiones del año pasado antes del atentado y acudirán después a un acto institucional.

El presidente del Govern también se desplazará el sábado a Cambrils (Tarragona) a un acto de recuerdo de las víctimas y a la inauguración del Memorial per la Pau, que se ubicará en la rotonda del paseo Marítimo en la que tuvo lugar el atentado, en la que se harán ofrendas por parte de las instituciones, cuerpos policiales, servicios de emergencias y entidades.

RELACIONADO