Trump llama “perra”, “escoria” y “loca” a su exasistente afroamericana en la Casa Blanca

El presidente carga contra Omarosa Manigault después de que ésta publicase una cinta con conversaciones privadas durante la campaña

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sumó este martes a su exasistente en la Casa Blanca Omarosa Manigault a la creciente lista de afroamericanos a los que ha denigrado en las últimas semanas, al calificarla de “perra”, “loca” y “llorona”.

“Cuando le das un respiro a una loca, llorona y escoria y le das un trabajo en la Casa Blanca, supongo que simplemente no funcionó. ¡Buen trabajo del general (John) Kelly por echar rápidamente a esa perra!”, escribió el mandatario en su cuenta de la red social Twitter.

Pese a los habituales insultos contra sus críticos, las declaraciones de Trump fueron especialmente crudas, después de que la que fuera su principal asesora afroamericana, que fue despedida de su puesto a finales del año pasado, publicara una cinta con grabaciones de conversaciones de la campaña electoral de 2016.

La disputa fue desencadenada por la publicación del libro ‘Unhinged’, en el que Manigault relata su año en la Casa Blanca antes de ser despedida el pasado mes de diciembre.

En las últimas semanas, Trump también arremetió contra el presentador afroamericano de la cadena CNN Don Lemon, al llamarle “el hombre más tonto de la televisión”.

Además ha cuestionado la inteligencia de la estrella de la NBA LeBron James y ha acusado de forma reiterada a la congresista demócrata Maxine Waters, también negra, de tener un bajo cociente intelectual.

Este lunes, Trump ya había afilado su retórica contra Manigault, y la calificó de “chiflada”.

“La Chiflada de Omarosa, que fue despedida en tres ocasiones en The Apprentice, fue ahora despedida por última vez. Nunca tuvo éxito, nunca lo tendrá. Me pidió trabajo, con lágrimas en los ojos. La gente en la Casa Blanca la odiaba. Era despiadada, pero no inteligente”, indicó ayer en Twitter, en alusión al programa televisivo en el que coincidieron.

El mandatario agregó que “raramente la veía”, pero que “escuchaba historias realmente malas” de ella.