Torra desafía a Sánchez y ofrece los puertos catalanes para acoger al Aquarius

El gesto del presidente catalán llega pocas horas después de que el Gobierno rechazara acoger al buque al asegurar que España "no es el puerto más seguro"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha ofrecido este martes los puertos de Palamós (Girona), Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) como opciones para que los 141 inmigrantes que rescató el Aquarius frente a las costas de Libia el pasado viernes puedan desembarcar.

A través de Twitter, Torra ha informado de que ha pedido a Ports de la Generalitat, dependiente del departamento de Territorio y Sostenibilidad, que el barco Aquarius sea acogido en uno de estos tres puertos, que se encuentran “bajo la autoridad del Govern de Cataluña”, para que las personas rescatadas puedan desembarcar “con todas las garantías”.

Cataluña siempre será tierra de acogida”, ha destacado Torra, después de que este lunes el Gobierno central advirtiera de que España “no es el puerto más seguro” para el Aquarius, porque no es “el más cercano según lo establecido en el derecho internacional”.

En otro tuit, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha reafirmado que el Govern mantiene el “compromiso” de ofrecer los puertos de la Generalitat para “acoger el Aquarius y las 141 personas rescatadas que hay a bordo. Ante la Europa fortaleza, la Europa casa común”.

El conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, ha señalado que el Estado, a través de Salvamento Marítimo, debe dar el permiso de acogida humanitaria.

“No está en discusión el hecho de acoger náufragos, estas personas deben poder venir a Cataluña, con el permiso del Estado, porque la acogida está regulada por la protección internacional y tiene un recorrido legal”, ha afirmado.

El Gobierno espera una solución

El Gobierno negocia “intensamente” con la Comisión Europea y con otros países una respuesta coordinada “común y solidaria” a la situación del Aquarius y espera que se traduzca en una “solución compartida en las próximas horas”.

Fuentes del Gobierno han señalado que España no ha cambiado de postura respecto a la actuación llevada a cabo en junio con el buque, que fue acogido en el puerto de Valencia con 629 inmigrantes a bordo, y ha precisado que “si ahora se produce una solución común europea” es consecuencia de aquella decisión.

Críticas de Ciudadanos y Podemos

El portavoz adjunto de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, César Zafra, ha criticado a Pedro Sánchez por trabajar “a base de impulsos mediáticos” en la política migratoria y ha pedido una “ley conjunta” de la UE para regular los flujos de inmigrantes.

“Sánchez no tiene un plan establecido, lo único que quiere es conseguir su foto, su titular y eso hace que haya días que dice a unas cosas que sí y otros que no“, ha señalado.

Por su parte, Unidos Podemos ha afeado al Gobierno de Sánchez que ya “no vea necesario” acoger a los inmigrantes y refugiados rescatados en el mar mediterráneo por el buque Aquarius, cuando sí lo hizo hace casi dos meses con los 629 pasajeros de este mismo barco. “¿Por qué hace dos meses sí y ahora no?“, le ha reprochado el partido morado.

“El Gobierno de gestos de Pedro Sánchez parece que ya no ve necesario acoger a migrantes rescatados en el mar por el Aquarius”, ha lamentado la formación en un mensaje en su perfil de Twitter, en el que ha sentenciado que España “se merece un Gobierno que respete y defienda los derechos humanos siempre”.

MSF acusa a Europa de “falta de consistencia”

La ONG Médicos sin Fronteras ha acusado a los líderes europeos de “falta de consistencia” en su gestión de la crisis migratoria en el Mediterráneo, después de que Italia, Malta y España denegasen el desembarco al buque Aquarius.

El presidente de Médicos sin Fronteras en España, David Noguera, ha denunciado que los líderes políticos españoles y europeos “no están a la altura” del problema migratorio en el Mediterráneo, y ha reclamado “un discurso responsable y más humano”.

Asimismo, Noguera ha destacado que la Unión Europea debe diseñar una estrategia conjunta más “efectiva” que permita acabar con las “cifras de mortalidad y sufrimiento” registradas este año, pues según la Organización Internacional para las Migraciones ya son 3.033 los inmigrantes o refugiados muertos en el Mediterráneo en 2018.

Por otra parte, ha manifestado su preocupación por “el discurso de criminalización y rechazo” hacia los inmigrantes que están llevando a cabo algunas figuras políticas.