El Gobierno espera en las “próximas horas” una “solución compartida” con la UE para el Aquarius

El Gobierno negocia "intensamente" con la Comisión Europea y con otros países una respuesta coordinada "común y solidaria" a la situación del Aquarius y espera que se traduzca en una "solución compartida en las próximas horas".

Fuentes del Gobierno han señalado que España no ha cambiado de postura respecto a la actuación llevada a cabo en junio con el buque, que fue acogido en el puerto de Valencia con 629 inmigrantes a bordo, y ha precisado que “si ahora se produce una solución común europea” es consecuencia de aquella decisión.

El barco Aquarius, gestionado por las ONG SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, ha hecho un llamamiento a los gobiernos de la UE para poder desembarcar en un puerto seguro a las 141 personas, entre ellas 73 menores, que rescató el viernes pasado frente a las costas de Libia. Sin embargo, ha recibido nuevamente el rechazo de Italia y Malta pese a que la embarcación continúa fondeada en el Mediterráneo central entre ambos países.

De momento, la postura de España es que no es el puerto más seguro para la embarcación porque no es el más cercano según lo establecido en el Derecho Internacional, a lo que se suma que no existe “la misma situación de crisis humanitaria” que hace dos meses.

No obstante, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha ofrecido este martes los puertos de Palamós (Girona), Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), una propuesta que se suma a las que han hecho también Córcega o el puerto francés de Sète.

Las fuentes consultadas insisten en que el Ejecutivo está trabajando en una solución común “desde el primer minuto”, pues como ha defendido el jefe del Gobierno en varias ocasiones, los flujos migratorios son un “reto” que competen a todos los estados miembro de la UE.