El Gobierno rechaza acoger de nuevo al Aquarius: “España no es el puerto más seguro”

El Gobierno considera que España "no es el puerto más seguro" para el Aquarius, que ha pedido a la UE un lugar donde desembarcar a los 141 inmigrantes que rescató frente a las costas de Libia el pasado viernes, porque no es "el más cercano según lo establecido en el Derecho Internacional".

Así lo han indicado a Efe fuentes de la Moncloa después del llamamiento efectuado por las ONG SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, que gestionan el buque y que como sucedió el pasado mes de junio han recibido la negativa de Malta y de Italia de atracar en alguno de sus puertos.

El pasado mes de junio, este mismo buque de rescate pasó nueve días a la deriva con 629 migrantes. Italia y Malta no autorizaron el desembarco en ninguno de sus puertos y, finalmente, España le ofreció el puerto de Valencia para amarrar. Los más de 600 pasajeros recibieron un permiso especial de 45 días de estancia por razones humanitarias.

En esta ocasión, los 141 inmigrantes que viajan a bordo, de los que la mitad son menores, 67 de ellos no acompañados, proceden de países como Bangladesh, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal, Eritrea, Somalia, Marruecos y Egipto.

Ante esta situación, la Comisión Europea (CE) ha dicho este lunes estar en contacto con varios Estados miembros de la Unión Europea (UE) y ha ofrecido su “total apoyo diplomático” para resolver la situación.

“La Comisión está actualmente en contacto con un número de Estados miembros que se han acercado a nosotros a propósito de este incidente. Y como hemos hecho en numerosos casos previos, estamos preparados para aportar nuestro total apoyo diplomático (…) para resolver la situación“, ha declarado la portavoz de la CE Tove Ernst.

Barcelona se ofrecerá al Aquarius

La teniente de alcalde de Derechos Sociales de Barcelona y alcaldesa accidental, Laia Ortiz, ha asegurado que la ciudad se ofrecerá para recibir al barco Aquarius, y ha insistido en la necesidad de otorgar permisos temporales de trabajo a los migrantes.

Una vez más nos ofreceremos a acoger“, ha garantizado en rueda de prensa preguntada por los medios, y ha resaltado que la ciudad siempre está comprometida con la vida, y acoger es hablar de defender el derecho a la vida, según ella.

Además, la teniente de alcalde ha lamentado que en Europa se está produciendo un auge de la extrema derecha y de movimientos que están poniendo en peligro los fundamentos de los Derechos Humanos.

Ha sostenido que los migrantes deben contar con permisos de trabajo temporales y, en una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que los autorice, porque no se puede dar la “bienvenida a barcos” y después condenar a los que llegan a la economía sumergida.

MSF avisa de que la situación “es peor”

El presidente de Médicos Sin Fronteras en España (MSF), David Noguera ha alertado de que la situación para el Aquarius es “peor” que cuando hace un mes el Gobierno español autorizó su llegada a Valencia.

El buque de rescate de Sos Mediterranée y Médicos Sin Fronteras, que navega al este de Malta, no ha obtenido hasta ahora respuesta por parte de ningún gobierno europeo para poder desembarcar. “Salvini (el ministro del Interior de Italia) ha sido claro y diáfano, Malta no ha dicho nada y no ha habido ningún otro gobierno que haya dado respuesta”, ha explico Noguera en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

Para el presidente de MSF, la situación para el rescate en el Mediterráneo ha empeorado y ha asegurado que la patera en la que viajaban estos migrantes se cruzó en el mar con cinco mercantes que no les rescataron, algo que anteriormente no sucedía. “Los mercantes ahora están atrapados en esta dicotomía, porque tienen miedo a encontrarse en la misma situación del Aquarius y no poder desembarcarlos“, ha comentado.

Para Noguera, la situación demuestra una “incapacidad absoluta de las personas que deberían tener capacidad para crear un sistema humano para solucionar esto”.

Según ha explicado el presidente español de MSF, los ocupantes del Aquarius se encuentran “razonablemente bien después de una experiencia vital tan traumática huyendo de un conflicto y de una experiencia aterradora como es la de saltar al mar en la patera”.

En cuanto a las condiciones del Aquarius para permanecer durante mucho más tiempo navegando, Noguera ha explicado que disponen de víveres para “cinco siete días” aunque ha precisado que ese no es el problema. “No dejarán de recibir los cuidados adecuados, porque tenemos recursos para gestionar este tipo de situaciones, pero no vamos a tener un barco errático dando tumbos”, ha indicado. En su opinión, “el corazón del debate no está en ver si estos en un problema de refugiados o de emigración, es de humanidad”.

 

 

RELACIONADO