La Guardia Civil corrige el curso dirigido sólo a mujeres y ahora habla de “empoderamiento”

La Guardia Civil ha corregido la formulación del polémico curso dirigido sólo a mujeres del cuerpo y precisa que el objetivo es "complementar los conocimientos y aptitudes para la promoción de la mujer" en el instituto armado: "Gestión de las Emociones: Autoestima, Poder y Empoderamiento".

Así se recoge este viernes en la intranet corporativa, según informan a Efe fuentes de la Guardia Civil, después de que dos asociaciones criticaran públicamente un programa formativo que se anunció inicialmente con el objetivo de “complementar los conocimientos y aptitudes requeridas por el personal femenino de la Guardia Civil en la gestión de emociones en lo referente a la autoestima”.

El curso, según se indica en la intranet, lo impartirá la Escuela de Organización Industrial (EOI), bajo el patrocinio del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades.

Fuentes de la Guardia Civil defendieron ayer las jornadas de “desarrollo personal y liderazgo” que las asociaciones habían tachado de “discriminatorias” y “paternalistas” tras aparecer el curso en su boletín.

Explicaron que se habían concebido como una medida de acción positiva para fomentar la igualdad en el cuerpo, pero reconocieron que la forma en la que se publicaron podía dar lugar a “confusiones” y “malinterpretaciones”, por lo que se iba a corregir.

El objetivo de las jornadas, sostienen en la Guardia Civil, es fomentar el liderazgo y la formación profesional de las agentes, ya que la presencia de mujeres en el cuerpo es pequeña y va disminuyendo según aumenta la responsabilidad.

De hecho, según apuntaron las fuentes, el programa se lleva gestando más de un año y en esta edición se quiere ofrecer una “versión mejorada” con las aportaciones que hicieron alumnas de otros cursos que se impartieron sobre liderazgo y desarrollo de carrera.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunció el miércoles la publicación del curso y a sus críticas se unió la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), al considerar que suponía una discriminación por razón de género.

Frente a ellas, la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) defendió el programa como parte de las “medidas de acción positiva dirigidas a paliar” las desigualdades existentes en el cuerpo.