Los “tories” estudian sancionar a Johnson por sus comentarios islamófobos

El Partido Conservador británico inició este jueves una investigación para decidir si sanciona al exministro de Exteriores Boris Johnson por unos comentarios sobre las mujeres con burka que han provocado decenas de quejas.

Un comité independiente evaluará los mensajes de protesta que ha recibido la formación en relación a un artículo en el diario Daily Telegraph en el que el antiguo jefe de la diplomacia británica, que dimitió en julio, compara el aspecto de las mujeres con burka con el de un “buzón de correos” y el de “ladronas de bancos”.

El partido dilucidará si Johnson ha roto el código de conducta de los “tories”, que especifica que los representantes electos conservadores deben “dar ejemplo y fomentar el respeto y la tolerancia”.

Ese código insta asimismo a los políticos del partido a no “utilizar su posición para intimidar, abusar, victimizar, hostigar o discriminar ilegalmente a otros”.

La normativa interna de la formación prevé la suspensión de militancia y la expulsión del partido como medidas disciplinarias por saltarse el código de conducta, entre otras sanciones menos severas.

Un portavoz de la formación declinó hacer comentarios sobre el procedimiento disciplinario y resaltó que el “proceso” es “estrictamente confidencial”.

Johnson, situado en el ala más euroescéptica del Partido Conservador, renunció a la cartera de Exteriores a principios de julio por desacuerdos sobre la gestión de las negociaciones del Brexit con la UE que dirige la primera ministra británica, Theresa May.