El Supremo de Venezuela ordena detener al opositor Borges por el atentado a Maduro

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ordenó este miércoles la detención del expresidente del Parlamento Julio Borges por su responsabilidad en el atentado del que salió ileso el presidente Nicolás Maduro el pasado sábado y que dejó siete heridos.

En sala plena del TSJ se decidió “que del análisis de las actas que conforman el proceso contra Julio Andrés Borges Juyent se evidencia que existen elementos que comprometen su responsabilidad en la comisión flagrante” del delito de “homicidio intencional calificado en grado de frustración en contra del ciudadano Nicolás Maduro Moros”, dice un comunicado del Supremo.

Según el TSJ, por tratarse “en flagracia este procedimiento” no procede el antejuicio de mérito a Borges, “razón por la cual su enjuiciamiento” se hará por tribunales ordinarios en materia penal y se “ordena la inmediata detención del asambleísta”, una orden que se emite pese a que el diputado no está en el país.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) ya detuvieron el martes al líder estudiantil Juan Requesens, de quien desde entonces no se sabe nada, según han denunciado la oposición y su familia.

Borges y Requesens estarían entre las 19 personas que la Fiscalía ha relacionado con el ataque a Maduro, algunas de las cuales se encuentran en Colombia y Estados Unidos, por lo que Venezuela solicitará su extradición.

Dos drones cargados de material explosivo estallaron el sábado por la tarde en la Avenida Bolívar de Caracas, donde Maduro estaba pronunciando un discurso ante cientos de militares con motivo del 81º aniversario de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Maduro, que salió ileso, ha acusado al ya ex presidente colombiano Juan Manuel Santos de ser el ‘cerebro’ de un supuesto complot de la “ultraderecha” de Venezuela y Colombia y de sus agentes en Estados Unidos para acabar con su vida. De momento, hay seis “terroristas” detenidos. Además, siete militares resultaron heridos.

Por su parte, el Frente Amplio Venezuela Libre, que reúne a la oposición, ha cuestionado que se tratase de un verdadero atentado contra Maduro, advirtiendo de que podría ser un montaje para dar al Gobierno una “excusa” para “profundizar la represión”.

Los aliados internacionales de Venezuela, como Cuba, Bolivia, Nicaragua o Rusia, entre otros, han condenado lo que consideran un atentado contra Maduro, si bien el resto de la comunidad internacional ha guardado silencio o se ha mostrado escéptica.

RELACIONADO