Maduro presenta pruebas del atentado y redobla el pulso contra Colombia

El presidente venezolano señala al diputado Juan Requesens, detenido este martes, y a Julio Borges, expresidente de la AN "que vive en una mansión en Bogotá, amparado por Santos"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este martes directamente a varias personas, entre ellos dos dirigentes opositores, del atentado fallido que sufrió el sábado y pidió a los gobiernos de Colombia y Estados Unidos colaborar con las investigaciones y extraditar a supuestos responsables.

Maduro mencionó que el diputado Juan Requesens, a quien señaló como “uno de los más locos y psicópatas”, fue “referido por uno de los autores materiales” del ataque en su contra.

En paralelo, el partido en el que milita Requesens denunció que el legislador fue detenido en su domicilio por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Según el jefe de Estado, en las pruebas hasta ahora recabadas todas las declaraciones también apuntan a Julio Borges, expresidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y “quien vive en una mansión en Bogotá amparado por el gobierno saliente de Colombia”.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), órgano integrado únicamente por oficialistas y no reconocido por numerosos gobiernos, Diosdado Cabello, indicó que ese foro discutirá este miércoles como único punto el “allanamiento de la inmunidad parlamentaria a diputados implicados en el magnicidio en grado de frustración”.

Pero Maduro fue más allá este martes por la noche al presentar, en cadena obligatoria de radio y televisión, varios vídeos como pruebas del atentado y señalar con nombre y apellido a varias personas supuestamente involucradas.

El gobernante venezolano mostró las fotografías de dos sujetos identificados como Yilber Alberto Escalona y Gregorio José Yaguas, aseguró que se trata de “explosivistas” y pidió a los ciudadanos que aporten cualquier información para lograr sus capturas.

También acusó al coronel retirado Oswaldo Valentín García de ser el “jefe de los asesinos” que planeaban matarle el sábado.

“Está tratando de captar militares para involucrarlos en sus aventuras criminales (…) trabaja directamente con el gobierno saliente de Juan Manuel Santos“, afirmó.

Al exponer sus acusaciones Maduro también mencionó a un oficial de migración, Mauricio Jiménez Pinzón, que según dijo se encargaba de garantizar el libre tránsito entre Venezuela y Colombia a los involucrados.

El Gobierno señaló como posibles autores intelectuales a Rayder Alexander Russo Márquez, “alias Pico, protegido en Colombia”, y Osman Alexis Delgado, “financista residenciado en Estados Unidos”, ambos involucrados en el asalto a un fuerte venezolano ocurrido en agosto del año pasado.

Por ello, Maduro dijo que debe explicarse a los gobiernos de Estados Unidos y de Colombia las pruebas que implican a varios de los “responsables directos” que viven supuestamente en esos países para pedirles su extradición.

“Yo quiero que se le explique al Gobierno de Estados Unidos, y al nuevo Gobierno de Colombia, de manera detallada, todas las pruebas que nos conducen a cómplices y responsables directos (…) Solicitemos en extradición a todos los responsables que financiaron, dirigieron y llevaron a cabo este atentado terrorista que viven en Florida y Colombia”, planteó.

Insistió en que Juan Manuel Santos, que este martes entregó la presidencia de Colombia a Iván Duque, está involucrado en la planificación del hecho y dijo no tener dudas de esto, al tiempo de asegurar que posee muchos elementos que lo involucran, más allá de lo que puede decir.

La Fiscalía venezolana notificó esta semana que había identificado a “todos los autores materiales” del incidente y el Gobierno reveló las identidades de cinco de los seis detenidos.

Se trata del sargento retirado de la GNB, Juan Carlos Monasterios, así como de Yanina Pernía, Alberto Bracho, Argenis Valero Ruiz y Brayan Oropeza. Los dos últimos pilotaron los drones, de acuerdo con la versión oficial.

El presidente venezolano explicó que algunos de los implicados fueron capturados en flagrancia, que otros alquilaron un inmueble durante siete meses en Caracas para llevar a cabo este plan y que todos estuvieron también implicados en los hechos violentos que se desataron durante las protestas antigubernamentales de 2014 y 2017.

Estoy seguro (de que) van a recibir la más dura, la más pasada condena (…) todos forman parte de grupos guarimberos (violentos), partícipes de organizaciones políticas de la derecha venezolana”, agregó Maduro.

RELACIONADO