El Gobierno no dará estatus especial a los 87 inmigrantes rescatados por el Open Arms

Los inmigrantes del Open Arms que lleguen a Algeciras no tendrán ya las ventajas que se activaron con el Aquarius

Los 87 inmigrantes que llegarán este jueves 9 de agosto al puerto de Algeciras (Cádiz), tras ser rescatados en aguas del Mediterráneo en aguas del Mediterráneo por el buque Open Arms, no tendrán los mismos permisos que recibieron los más de 660 que entre junio y julio llegaron de la misma forma a puertos españoles.

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de “discriminar” y “vetar” a los 87 pasajeros del Open Arms que este jueves 9 de agosto desembarcarán en el puerto de Algeciras (Cádiz) tras ser rescatados en aguas del Mediterráneo.

Fuentes gubernamentales aseguraron a Europa Press que los migrantes no recibirán “ningún estatus especial” ni permiso de estancia en España, al contrario que los 629 inmigrantes y refugiados del Aquarius que desembarcaron el pasado 17 de junio en el puerto de Valencia, a los que se les concedió un permiso de entrada extraordinaria a España por motivos humanitarios de 45 días. Por su parte, los 60 migrantes que llegaron al puerto de Barcelona el 4 de julio tras ser rescatados por el Open Arms recibieron un permiso humanitario especial de 30 días.

Desde Red de Inmigración han destacado el “cambio de rumbo” del Ejecutivo, al que ha acusado de “vetar” que las personas integrantes del buque Open Arms que desembarcará en Algeciras puedan tener los mismos permisos que tuvieron cuando el mismo barco desembarcó en Barcelona.

“Agradecemos que España siga siendo puerto seguro y que sea un muro eficaz ante el populismo de Salvini y Le Pen, pero reclamamos que no provoque una evidente discriminación entre casos que son idénticos“, ha afirmado el presidente de la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, Daniel Méndez.

A su juicio, “España puede y debe hacer lo que estaba haciendo: dando una lección de humanidad, guste o no al conservador Ministro del Interior” que dirige Fernando Grande-Marlaska.

La red ha asegurado que solicitará ante el Congreso de los Diputados a través de los grupos parlamentarios que mediante una Proposición no de Ley se inste al Gobierno a elaborar, en colaboración con las organizaciones sociales, sociedad civil y organizaciones implicadas en la acogida, un protocolo de trabajo conjunto en estos casos propio del país que amplíe el mandato europeo.

El Gobierno justifica el desembarco en Algeciras

Por su parte, la ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, ha defendido la decisión del Gobierno de autorizar el desembarco de la ONG Proactiva Open Arms de los 87 migrantes que viajan hacia el puerto andaluz.

“Se ha hecho una valoración objetiva de las condiciones y, en estos momentos, por los estudios e informes técnicos existentes, es el puerto en mejores condiciones para poder recibir este buque”, ha indicado Batet en una entrevista en Antena 3.

Batet ha reconocido la presión migratoria existente en la provincia de Cádiz aunque ha insistido en que es la solución más adecuada. “El secretario de Estado de política teritorial fue a Algeciras y el ministro del Interior también ha estado en reiteradas ocasiones y, aunque sabemos que hay mucha presión en ese puerto, en estos momentos, es quien está cubriendo las necesidades de la mejor manera posible de acuerdo con los informes que tiene España”.

Ha aprovechado, no obstante, para reivindicar una política migratoria europea para evitar que sean los países fronterizos los que soporten toda la presión.