La Policía desaloja a Hogar Social Madrid del Antiguo Edificio Aguilar

El colectivo ultraderechista 'okupó' el inmueble hace 20 días tras ser desalojados también de la antigua sede del Banco Madrid

La Policía Nacional ha desalojado a los miembros del colectivo neonazi Hogar Social Madrid que ocuparon el antiguo Edificio Aguilar, en el número 38 de la calle Juan Bravo.

Según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) se han personado en el inmueble y han acometido su desalojo a las 6.45 horas.

La intervención se ha desarrollado con normalidad, sin incidentes y sin heridos, según las mismas fuentes.

El colectivo ultraderechista ‘okupó’ este inmueble el pasado 18 de julio y tras ser desalojados también de la antigua sede del Banco Madrid, en la plaza Margaret Thatcher.

La portavoz de Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez, ha explicado que en el interior del edificio había siete personas y se estaba acondicionando por el colectivo para atender a personas españolas sin hogar.

Además, según ha revelado, están analizando con su abogado la posibilidad de denunciar a la titular del Juzgado por “prevaricación“. También ha señalado que no contemplan por ahora ningún acción de protesta ante su desalojo.

En un vídeo en Twitter, Domínguez ha criticado que se haya acometido el desalojo del colectivo cuando apenas llevaban tres semanas en el interior del inmueble, actuación que a su juicio es “increíble” cuando han llegado de los inmigrantes “del Aquarius” y de los que “saltan las vallas de Melilla“.

“Este Gobierno se preocupa más de desalojarnos a nosotros cuando nuestro único delito es ayudar a los españoles en situación de calle y que están completamente desamparados”, ha apostillado la portavoz de Hogar Social Madrid.

Por ello, ve “indecente completamente” que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se presten a “este tipo de tropelías” (en alusión a su desalojo) y que el Gobierno central, en su opinión, no tome ninguna medida social “en favor de los españoles” y se dedique a “reabrir heridas del pasado”.