Sánchez defiende la presencia del Rey el 17-A: “Siempre ha tendido puentes con Cataluña”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este lunes la presencia del Rey en los actos del aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) pese a las críticas de los secesionistas y ha subrayado que Felipe VI "entiende la España plural" y "siempre ha tendido puentes con Cataluña". "Tenemos un jefe del Estado que entiende la España plural, que entiende la diversidad del país y que siempre ha tendido puentes con Cataluña", ha asegurado Sánchez en rueda de prensa en Palma, tras despachar con el Rey en el Palacio de Marivent.

Sánchez ha sido preguntado por las palabras del presidente del Parlamento balear, Baltasar Picornell, cuando la semana pasada dijo haber percibido que el Rey quería “tender puentes” con los independentistas. “Yo no soy portavoz de nadie. La casa real y el jefe del Estado se expresan en sus intervenciones y hay que interpretar sus intervenciones públicas, que creo que son bastante claras”, ha contestado Sánchez, en cuya opinión “lo trascendental” es que el Rey “reconoce y se reconoce en esa pluralidad y esa diversidad”.

Respecto a las críticas del presidente catalán, Quim Torra, a la presencia de Felipe VI en los homenaje por el primer aniversario de los atentados, Sánchez ha dejado claro que acudirán tanto el Rey como la Reina y él mismo, así como otros miembros de su Gobierno, en un acto de “normalidad” para mostrar su repulsa por el terrorismo y su solidaridad con las víctimas y las familias.

El jefe del Estado acude “en representación del conjunto de la sociedad española, para mostrar el respeto, el cariño y la empatía a los familiares”, ha recalcado Sánchez, convencido de que con ese mensaje “se convoca a la absoluta mayoría de la sociedad catalana y a la absoluta mayoría de la sociedad española”.

Y es que lo importante, según su punto de vista, es “no olvidar” la razón de esos actos y dejar claro que “no hay fisura” en la lucha contra el terrorismo ni en el apoyo a las víctimas y familiares.

“Ahí vamos a estar todos, desde el primero hasta el último de los españoles”, ha añadido, con el argumento de que con ese homenaje se pretende trasladar la solidaridad, el respeto, el reconocimiento a las personas que perdieron la vida, a sus familiares y a las ciudades que vieron atacada su convivencia “por personas que no creen en esa convivencia, en los derechos y libertades”.

Durante la rueda de prensa, Sánchez ha explicado que también ha informado al Rey de la reunión de la Comisión Bilateral entre el Gobierno y la Generalitat celebrada el pasado miércoles, después de siete años inactiva. Y le ha detallado que en septiembre comenzarán los trabajos posteriores a la misma, como la transferencia de competencias, el estudio de los recursos de inconstitucionalidad, las políticas del transporte o el impulso a la inversión del Corredor Mediterráneo. En este sentido, ha hecho hincapié en la importancia que el Gobierno está dando a la cooperación interinstitucional, sobre todo con las comunidades autónomas.

Sánchez ve “robustez económica”

Por otra parte, Sánchez ha subrayado que los indicadores apuntan a que España está en una senda de “robustez económica”, pero ha destacado la necesidad de no concentrar el crecimiento solo en el turismo, la hostelería o la construcción, sino de dar más peso a la industria y a la innovación.

La situación económica ha sido uno de los principales asuntos que Sánchez ha tratado con el Rey en el despacho que han mantenido en el Palacio de Marivent de Palma. El presidente del Gobierno se ha congratulado de que España vaya a acabar el año con un 2,7 por ciento de crecimiento, por encima de la media de la UE, y de las últimas cifras registradas sobre empleo, exportaciones y prima de riesgo.

Podemos decir al conjunto de la ciudadanía que hay esperanza y optimismo razonable en cuanto a la robustez del crecimiento económico”, ha destacado el presidente del Ejecutivo.

No obstante, ha puntualizado que España “no solo puede concentrar el crecimiento económico en el turismo, la hostelería y la construcción” y que el objetivo del Gobierno es plantear medidas en favor de “la reindustrialización y la apuesta decidida por la ciencia y la innovación”.

El líder socialista ha resumido en que con el nuevo Ejecutivo comienza “una etapa cargada de ilusión, de esperanza y de reivindicación de la ejemplaridad pública”.

“Una nueva etapa cargada de proyectos que sacarán a España del impás, del letargo y de la inacción que ha sufrido en los últimos años. El nuevo Gobierno tiene una hoja de ruta clara, definida y delimitada“, ha añadido.

En cuanto a las últimas cifras de desempleo, Sánchez ha destacado el aumento del número de trabajadores y de afiliados a la Seguridad Social, si bien ha considerado conveniente “no caer en la autocomplacencia”.

En su charla con el Rey, Sánchez ha detallado otras medidas aprobadas en los últimos Consejos de Ministros en materia de sanidad, de apoyo a las víctimas de la violencia de género y de cohesión social.

También han hablado de inmigración y de los acuerdos adoptados para “coordinar todos los esfuerzos” en la lucha contra las mafias que trafican con personas.

La inmigración no llegó con este Gobierno. Es la política migratoria la que ha llegado con este Gobierno”, ha declarado Sánchez para criticar la política aplicada por el Ejecutivo de Rajoy.

Almuerzo con los Reyes

Tras la rueda de prensa de Sánchez, se celebró un almuerzo en el que también participaron la Reina Letizia y la esposa del jefe del Gobierno, Begoña Gómez, que se estrena en un acto oficial con Sánchez como jefe del Ejecutivo.

La comida de los dos matrimonios restablece la costumbre de otros expresidentes del Gobierno, como José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, de ir acompañados de sus esposas a Marivent para almorzar o cenar con los Reyes tras uno de los despachos de verano. Esa tradición se interrumpió durante la etapa de Rajoy, que nunca fue con su mujer, Elvira Fernández, a la residencia veraniega de la Familia Real en Mallorca cuando se entrevistó con el jefe del Estado.

Tras la cita en Marivent, Sánchez mantendrá su primera reunión oficial con la presidenta de Baleares, Francina Armengol, en el Consolat de Mar, sede de ejecutivo insular, para hacer un repaso a la situación en el archipiélago. Armengol pedirá a Sánchez que comience a negociarse ya el nuevo sistema de financiación autonómica de las comunidades autónomas y que se apruebe en la actual legislatura el nuevo Régimen Especial de Baleares (REB).

 

RELACIONADO