Podemos exige al Gobierno de Sánchez sellar de una vez una “colaboración estable y permanente”

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra, ha pedido al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez que se decida de una vez a sellar una relación de colaboración "estable y permanente" con su formación, y renuncie a buscar "la simpatía del PP", porque es, a su juicio, la única forma de sacar adelante las reformas que necesita el país.

“Necesitamos un formato de colaboración que sea estable y que permita abordar los grandes retos de nuestro país. Un Gobierno sustentado sobre 84 diputados tienen que sustentarse sobre el consenso y la búsqueda de acuerdos, y eso tiene que hacerse de manera permanente y estable. Si no, va a ser muy difícil que esa colaboración salga adelante”, ha avisado en una entrevista concedida a Europa Press.

Un claro ejemplo de ello es, según Belarra, el fracaso del Gobierno con la senda de déficit y el techo de gasto, que no salió adelante en el Congreso el pasado 27 de julio ya que la mayor parte de los partidos que apoyaron la moción de censura y la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa decidieron abstenerse.

En aquel momento, Podemos justificó su abstención argumentando que el Ejecutivo ni siquiera había tratado de negociar con su partido porque había presentado unas cifras que en realidad buscaban sumar al PP, que con su mayoría absoluta en el Senado tiene la capacidad de tumbar la propuesta del Gobierno.

Por ello, el partido morado insiste en pedirle al Gobierno, por un lado, que reforme la ley de estabilidad presupuestaria para evitar que la Cámara Alta tenga la última palabra en la aprobación del techo de gasto, y que se siente con Podemos a negociar unas nuevas cifras que atiendan a los intereses de las mayorías sociales y no de las élites.

“Lo más importante es que este Gobierno repiense su estrategia, y elija si quiere hacer políticas que gusten al PP, que yo creo que se ha demostrado que es un error, o si quiere empezar a construir unas políticas que son las que España necesita de la mano de nuestro grupo y de las fuerzas del cambio”, ha defendido Belarra.

“Es la elección que tiene que hacer el Gobierno, y una vez hagan esa elección, será cuando puedan poner en marcha las medidas que necesita nuestro país”, ha enfatizado la portavoz adjunta, que ha asumido en el Congreso las tareas de la titular, Irene Montero, de baja por maternidad, entre las que estaban los contactos con otros grupos.

Según Belarra, el Gobierno no ha hecho de momento más contactos que los que ya se venían celebrando y que su formación considera “excesivamente esporádicos”. Por ello, ponen “encima de la mesa” la necesidad de construir un “formato de colaboración que sea estable”, aunque sin especificar cómo debería concretarse.

Elegir a Podemos “claramente como socio”

“Ahora le toca la gobierno reconsiderar su posición y empezar a trabajar con nosotros más estrechamente”, ha insistido la dirigente de Podemos, antes de añadir que ahora “la pelota está en el tejado” del Gobierno, y es su responsabilidad elegir qué camino quiere seguir.

A este respecto, la parlamentaria navarra ha señalado que el único balance del Gobierno que puede hacer de momento es que se está “situando”, y sentando las bases de su colaboración con el resto de fuerzas. “El balance sería que el PSOE todavía no ha elegido de qué lado está, si está del lado de la España del cambio que hizo posible esa moción, o del lado de la continuidad de las políticas económicas del PP”, ha explicado.

“Lo que tiene que hacer es elegir un camino, y no buscar la simpatía del PP sino elegirnos a nosotros claramente como socios”, ha defendido, para añadir que lo que necesita España es “un Gobierno que sea valiente”. “Y eso se tiene que hacer con nosotros”, ha insistido.

Belarra ha reconocido que hay gestos del nuevo Ejecutivo que les han gustado y que “no son menores”, como la acogida del barco Aquarius, o la aprobación de un decreto que garantiza la sanidad universal en España.

Sin embargo, al mismo tiempo ha criticado que de momento no se han abordado “los asuntos estructurales que necesita” España, y ha avisado de que tampoco pueden “esconder” que hay algunas cuestiones que les tienen “muy preocupados” y que no les han gustado “nada”.

Es el caso del rechazo del PSOE a apoyar la comisión de investigación que los morados piden sobre las presuntas irregularidades fiscales del Rey emérito Juan Carlos I, o la negativa de Sánchez a publicar la lista de los beneficiados por la última amnistía fiscal.

“Necesitamos un PSOE que esté comprometido con la regeneración democrática. Este Gobierno no se puede permitir ni medio desliz en materia de regeneración democrática. Y ahí han dejado mucho que desear no apoyando esta comisión de investigación”, ha lamentado.

Posibilidad de adelanto electoral

En cuanto a la posibilidad de adelanto electoral, que Sánchez ha descartado, Belarra ha señalado que la mejor forma de creer en la palabra del presidente es “cumplir” con sus compromisos pasados, como es precisamente la publicación de la lista de los amnistiados fiscales.

En su opinión, “sería bueno para España que se agotara la legislatura”, aunque también ha asegurado que Podemos nunca ha tenido ni tendrá “miedo” a las urnas” y, por lo tanto, estarán preparados para cuando toque. “Pero sí creo que hay margen y podemos construir medidas estables si hay voluntad política para ello”, ha asegurado.

“Pedro Sánchez sabe que si están del lado de la gente nos van a encontrar”, ha apostillado. “Hay aspectos en los que parece que están dudando y que tienen la tentación de inclinarse a favorecer a las élites y las multinacionales. Ahí no nos van a encontrar porque nacimos para combatir eso”, ha sentenciado.

En cuanto a las elecciones andaluzas, que se tienen que celebrar como tarde en marzo de 2019 y que, por lo tanto, son la próxima cita a afrontar, la dirigente del partido morado ha asegurado que a pesar del conflicto con la dirección autonómica, están construyendo un proyecto “fuerte” que tiene “muchas posibilidades de ganar”.

Eso sí, Belarra ha reconocido que le hubiera gustado “un mayor grado de acuerdo” entre la dirección andaluza que dirige la anticapitlista Teresa Rodríguez y el resto de corrientes y la dirección estatal, y también “que se respetara lo que los inscritos de Podemos votaron”.

La dirigente morada se ha referido así al hecho de que la dirección andaluza no vaya a seguir las directrices aprobadas a nivel estatal y refrendadas por los simpatizantes, también en Andalucía, para que el nombre de la candidatura sea Unidas Podemos Izquierda Unida Equo. Aunque todavía no han concretado la marca, la dirección autonómica apuesta por ‘Adelante Andalucía’.