Trump califica a los medios de comunicación como “enemigos del pueblo”

Los comentarios llegan en un nuevo episodio de enfrentamientos entre su administración y medios como la CNN, a quien Trump afeó su comportamiento en público durante la rueda de prensa del mes pasado en Londres con la primera ministra británica Theresa May

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha calificado otra vez este domingo de “enemigos del pueblo” a los “enfermos y peligrosos” medios de comunicación que critican las políticas de la administración estadounidense –y que engloba bajo el término “Fake News” (noticias falsas)–.

Los de las ‘Fake News’ odian que les diga que son los enemigos del pueblo solo porque saben que es VERDAD”, ha escrito el presidente en Twitter.

“Yo estoy haciendo un gran servicio al pueblo americano cuando lo explico. Ellos no hacen más que generar a propósito división y desconfianza. ¡Pueden provocar una Guerra! ¡Son muy peligrosos y están muy enfermos!”, ha añadido.

Estos comentarios tienen lugar en un nuevo episodio de enfrentamientos entre su administración y medios como la CNN, a quien Trump afeó su comportamiento en público durante la rueda de prensa del mes pasado en Londres con la primera ministra británica Theresa May.

Esta semana, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, rehusó desmentir comentarios inflamatorios del presidente contra los medios de comunicación y prefirió defender “la libertad de expresión” en general.

Por su parte, los relatores especiales para la libertad de expresión de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), David Kaye y Edison Lanza, respectivamente, emitieron el jueves una declaración conjunta en la que acusan a Trump, de “denigrar” a los medios de comunicación, advirtiendo de que sus palabras podrían provocar ataques violentos contra periodistas.

Sus ataques son estratégicos y tienen por objeto socavar la confianza en la labor periodística y sembrar dudas sobre hechos constatables”, han dicho los relatores, subrayando que, pese a sus duras palabras, Trump “no ha demostrado ni una sola vez que noticias concretas respondieran a motivaciones maliciosas”.