Netflix estrenará un documental sobre la historia del Chapecoense

El documental no se centra en el trágico accidente del club, porque versa sobre la historia de un equipo que en siete años pasó de cuarta división a jugar un torneo continental, pero tendrá una parte destacada a modo de homenaje

A través de entrevistas, imágenes de la intimidad del club o materiales de archivo, el uruguayo Luis Ara cuenta en el documental “Por siempre Chape” la historia del club brasileño Chapecoense, incluido el trágico accidente de avión de 2016 en el que murieron 71 personas, entre ellos 22 jugadores.

“Es una película que recorre la historia del club, desde su fundación hasta la actualidad”, aseguró en una entrevista al director uruguayo, cuyo documental acaba de estrenarse a nivel mundial en la plataforma Netflix.

Ara aclaró que la tragedia aérea -en la que murieron 71 de los 77 pasajeros del avión que se dirigía a Medellín, donde el Chapecoense debía disputar un partido- no es el eje central del largometraje, sino que es una parte de la historia del club.

Por esta razón, comentó que la finalidad es reconstruir la trayectoria del Chapecoense, un club fundado en 1973, y mostrar cómo ante una situación “tan trágica” el equipo pudo salir adelante.

El realizador seguía la historia del club desde antes de la tragedia, ya que le sorprendió que un equipo de la cuarta división llegara tan rápido (7 años) a primera y a disputar la final de un torneo continental, como la Copa Sudamericana.

“Me había vuelto un hincha”, narró Ara y aseguró que, tras el accidente, quedó “perplejo”. “Poco tiempo después el club comenzó a competir de nuevo y me intrigó cómo habían hecho para salir de algo tan difícil”, señaló.

Rodar “Por siempre Chape” llevó aproximadamente un año y requirió que Ara y su equipo viajaran a Brasil, Colombia y España. El primer destino, para adentrarse en la ciudad a la que pertenece el club, el segundo para visitar el lugar de la tragedia y el tercero para presenciar el partido amistoso en el que Barcelona homenajeó al conjunto brasileño.

Las primeras imágenes se filmaron en Montevideo, cuando el Chapecoense viajó a la capital uruguaya para enfrentarse al Nacional por la Copa Libertadores, en febrero de 2018.

“Compartimos con el equipo algunos momentos (en Montevideo) y luego nos fuimos a filmar a Chapecó, donde estuvimos con gente de la ciudad, del club, los jugadores y los sobrevivientes”, explicó Ara.

A partir de allí, el realizador también viajó a la zona de Cerro Gordo, ubicado en el departamento de Antioquia al noroeste de Colombia y a apenas unos minutos de vuelo del aeropuerto de Medellín.

En ese lugar, el director visitó la zona en la que se estrelló el avión y se entrevistó con algunos rescatistas, como una forma de “rendir homenaje” a esas personas, que ayudaron a salvar la vida de seis personas.

En estas historias hay millones de ángulos y, como todo, depende de cómo se mira, con quién se habla y qué historia se quiere contar”, subrayó el director y añadió: “Es muy difícil ser justo con todos los ángulos y un realizador sabe que no puede hacerlo”.