El Ministro británico de Comercio avisa de que Reino Unido puede salir de la UE sin acuerdo

Liam Fox cree que el riesgo de una falta de acuerdo se ha incrementado y acusa de las dificultades a la Comisión Europea y a su negociador, Michel Barnier

El ministro británico de Comercio Internacional, el conservador Liam Fox, ha advertido de que el Reino Unido puede salir de la Unión Europea (UE) en marzo de 2019 sin acuerdo debido a la “intransigencia” de Bruselas.

Las posibilidades de que no se logre un pacto con la UE sobre la futura relación comercial entre ambas partes son en este momento de un 60 % frente a un 40 % de que sí se alcance, a pesar de la insistencia de Londres y Bruselas en querer un acuerdo del “brexit”, dijo Fox en una entrevista publicada hoy en “The Sunday Times”.

Londres y Bruselas continúan las negociaciones, pero afrontan dificultades, especialmente por el problema que plantea la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda, pues el objetivo es que siga siendo invisible.

En opinión del político euroescéptico, el riesgo de una falta de acuerdo se ha incrementado y ha acusado de las dificultades a la Comisión Europea y al negociador comunitario, Michel Barnier.

“Creo que la intransigencia de la comisión nos empuja a que no haya acuerdo. Hemos establecido las bases para que haya un acuerdo pero si la UE decide que la obsesión teológica de los no elegidos tiene prioridad sobre el bienestar económico de la población de Europa, entonces es un brexit de burócratas”, insistió.

La primera ministra británica, Theresa May, propone la creación de un mercado común de bienes británico-comunitario con cierta armonización regulatoria.

La propuesta, contenida en el llamado plan Chequers, contempla, entre otras cosas, la creación de un mercado común de bienes y productos agrícolas, lo que conllevaría que la aduana británica recaudara impuestos en nombre de los 27, algo que Bruselas ve impracticable.

“Si a ellos no les gusta el (acuerdo) que hemos puesto sobre la mesa, entonces depende de ellos mostrarnos uno que pueda ser aceptable para nosotros”, agregó Fox.

El Reino Unido y la UE aspiran a pactar el marco de la futura relación bilateral para el Consejo Europeo de octubre, si bien de momento mantienen diferencias en torno al Libro Blanco remitido por Londres a Bruselas el pasado 12 de julio.

El viernes, el gobernador del Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, dijo que la posibilidad de que no haya acuerdo del “brexit” es “incómodamente alto” y “altamente no deseable”.

En unas declaraciones a la BBC, Carney recalcó que es “relativamente improbable, pero es una posibilidad”.

Carney añadió que, en caso de que no haya acuerdo, puede haber una alteración en el comercio y la actividad económica.