Torra advierte al Rey sobre su presencia en los actos del 17-A: “No lo hemos invitado”

El presidente de la Generalitat exige a todos los partidos que condenen “la violencia fascista” contra los independentistas

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado este sábado que el Govern no ha invitado al Rey a los actos de conmemoración del primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona).

En declaraciones a los medios en su visita a Argentona (Barcelona), ha anunciado que asistirá a estos actos pese a la presencia de Felipe VI, ya que considera que el presidente de la Generalitat debe asistir a cualquier acto que se celebre en Catalunya.

“Nosotros no lo hemos invitado, no asistiremos a ningún acto que convoque la Casa Real. Pero cualquier acto que se celebre en Catalunya, el presidente de la Generalitat estará porque esto es nuestra casa”, ha manifestado.

Además, ha insistido en que aún está esperando a que Felipe VI pida disculpas por su discurso del 3 de octubre, después del referéndum del 1-O.

Torra ha lamentado que es una “indecencia” que dos de los principales responsables de la gestión de los atentados, el exconseller de Interior Joaquim Forn y el exmajor de los Mossos Josep Lluís Trapero, estén uno encarcelado y el otro investigado por la causa sobre el proceso independentista

No dimitirá si no hay presupuestos

El presidente del Govern ha asegurado que no tiene “ninguna voluntad de dimitir” si no se aprueban los presupuestos de la Generalitat del próximo año, después de que dijera que los gobiernos acostumbran a dimitir si los presupuestos no se aprueban.

Torra ha señalado que estas palabras se han malinterpretado y que confía en que las negociaciones por los presupuestos con todos los grupos fructifiquen: “Sé que lucharemos para tirar adelante los presupuestos”.

Pide a los partidos condenar la violencia fascista

Por otra parte el presidente de la Generalitat ha exigido a todos los partidos políticos que condenen “la violencia fascista” contra los independentistas, ya que, según afirma, en los últimos meses ha habido un incremento notable de agresiones, amenazas, intimidaciones y violencia fascista en Cataluña contra personas que colgaban lazos o instalaban cruces amarillas en las calles y plazas.

“Pido a los partidos políticos catalanes y españoles que condenen enérgicamente la violencia de estos grupos fascistas contra los independentistas”, ha dicho Torra este sábado en un artículo publicado en diversos medios.

Ha explicado que hay que hacer “un cordón sanitario frente a las actitudes fascistas que se han despertado últimamente” y ha añadido que nadie que pueda ser considerado demócrata puede callarse, matizar o justificar nada ante estos actos.

“No podemos aceptar discursos condescendientes, medias tintas ni justificaciones –aunque sean indirectos– de estos comportamientos violentos que hemos vivido en las calles de Cataluña”, ha dicho, y ha añadido que el compromiso del Govern es poner toda la atención posible para frenar y erradicar esta situación.

También ha considerado que la actuación policial “ante los brotes fascistas” debe incluir medidas preventivas y de detección precoz, y que la justicia debe actuar y considerar esta cuestión una prioridad de primer nivel.

“La violencia en la calle exige una condena firme, sin matices ni equilibrios, por parte de todos”, ha señalado.