Ana Rosa Quintana rompe su silencio tras la puesta en libertad de su marido

"Hay que ser prudente y hay que dejar a la justicia trabajar", señala la periodista en un comunicado

Ana Rosa Quintana ha afirmado que “hay que ser prudente” y dejar trabajar a la justicia, después de que el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea haya dejado en libertad sin la imposición de medida cautelar alguna este jueves al empresario Juan Muñoz, marido de la presentadora de televisión, tras interrogarle por un supuesto encargo al comisario jubilado José Manuel Villarejo.

“Ayer mi marido fue puesto en libertad sin medidas cautelares. Han sido dos días de incertidumbre pero ya estoy más tranquila. Aún así, hay que ser prudente y hay que dejar a la justicia trabajar. Como periodista soy consciente del interés que ha suscitado esta noticia y llegado el momento estaremos ahí para contarlo“, ha manifestado la presentadora en un comunicado oficial, que ha leído su compañero Joaquín Prat durante ‘El programa del verano’, de Telecinco.

Asimismo, Quintana se ha mostrado agradecida por las muestras de apoyo recibidas. “Quiero aprovechar para dar las gracias, por todos los mensajes de apoyo y de cariño que he recibido en estos días, de mi equipo; de mis compañeros; de los amigos; de mis familiares; y de la gente anónima. Muchas gracias. Ana Rosa Quintana”, concluye.

La investigación del empresario Juan Muñoz, marido de la presentadora de televisión, su hermano y los dos abogados de ambos estaría relacionada con una reunión que los cuatro mantuvieron con el comisario jubilado José Manuel Villarejo, investigado por revelación de secretos y extorsión en la Audiencia Nacional.