La exposición pasiva al tabaco hace que las madres dejen de amamantar antes

Investigadores de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) han determinado que las nuevas madres expuestas al humo de segunda mano del cigarrillo en sus hogares dejan de amamantar antes que las mujeres que no lo sufren.

El estudio, llevado a cabo en Hong Kong, ha involucrado a más de 1.200 mujeres de cuatro grandes hospitales, y ha sido publicado este jueves en la revista ‘Breastfeeding Medicine’. “Nuestro estudio demostró que el solo hecho de estar en un hogar para fumadores, ya sea el marido, la madre u otro miembro de la familia, reduce el tiempo que un niño es alimentado con leche materna. De hecho, cuanto más fumadores había en el hogar, más corta era la duración de la lactancia”, explica la principal autora del estudio, la profesora Marie Tarrant, directora de la Escuela de Enfermería del Campus de Okanagan en la universidad canadiense.

Esta investigación es una de los primeras en examinar el efecto del tabaquismo de los miembros de la familia sobre la duración de la lactancia materna en Hong Kong, después de que ese país introdujera cambios sustanciales en las regulaciones de control del tabaco en 2007. En el país asiático, alrededor del 4 por ciento de las mujeres y dos de cada diez hombres fuman, con un promedio nacional de alrededor del 10 por ciento de la población, en comparación con el resto de China, donde las estadísticas de tabaquismo aún son bastante altas.

“Más de un tercio de los participantes tenían parejas u otros miembros del hogar que fumaban. Y los padres que fumaban eran significativamente menos propensos a preferir la lactancia materna en comparación con las parejas que no fumaban”, detalla la investigadora.

Tal y como explica Tarrant, la nicotina se transmite en la leche materna al niño y también hay “algún indicio” de que puede reducir la cantidad total de la leche. “También existe la preocupación con respecto a la exposición ambiental del humo de segunda mano en el niño”, añade.

“Sabemos que los efectos del humo de tabaco ambiental en los bebés pequeños son muy perjudiciales, ya que los bebés de madres que fuman son más propensos a contraer infecciones respiratorias y otros tienen otros problemas respiratorios”, concluye Tarrant.

Leer más noticias sobre