El Govern aboga por dar ‘un cierto margen’ a Sánchez antes de decidir si le retira el apoyo

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha abogado este martes por dar "un cierto margen" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre cómo encarar la situación de Cataluña antes de decidir si ERC y el PdeCAT tienen que retirarle o no la confianza en el Congreso. En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu y un día antes de que se reúna la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, Artadi ha afirmado que desde la llegada del PSOE a la Moncloa han visto "gestos, palabras y declaraciones que suenan bien" y que suponen un cambio de tendencia respecto al Gobierno de Mariano Rajoy.

Sin embargo, la consejera ha pedido al Gobierno central que pase de las “palabras a los hechos” y ha considerado que para afrontar la cuestión catalana tiene que aceptar abordar dos asuntos: el derecho de autodeterminación y las situación de los presos soberanistas.

Artadi ha avisado de que la reunión de este miércoles difícilmente podrá servir para “cerrar acuerdos”, porque su intención es desbloquear el diálogo, y no ha habido trabajo previo para madurar los contenidos, pero sí debe salir una “priorización” de los asuntos a tratar en los próximos meses, el “establecimiento de grupos de trabajo” para preparar futuros acuerdos y un “calendario” de los objetivos. Por lo tanto, el encuentro que se va a celebrar a las cuatro y media de la tarde en el Palau de la Generalitat debe servir de “impulso político” para que ya en otoño, en una segunda reunión, “se materialicen los acuerdos” en los diferentes ámbitos de trabajo.

La consejera y portavoz del Govern, además, ha rechazado las afirmaciones que culpan a los partidos soberanistas de bloquear la aprobación de la nueva senda de déficit y de techo de gasto en el Congreso de los Diputados, ya que ha asegurado que, aunque se aprobaran en la Cámara Baja, serían tumbados posteriormente en el Senado por parte del PP. “Con la normativa que hay actualmente de la ley de estabilidad, aunque se aprueben en el Congreso, el PP lo veta en el Senado y esta iniciativa muere”, ha argumentado.

“Nuestra petición es que sean más responsables y aseguren que hay una viabilidad para aprobar este objetivo de déficit”, ha añadido, y ha afirmado que el Govern prefiere un objetivo de déficit del 0,3% -el que propone el PSOE- que del 0,1% -el anterior con el Gobierno del PP y que se establecerá en caso de no aprobarse la nueva iniciativa- . “Es cierto que para nosotros es mejor el 0,3% que el 0,1%, pero mucho mejor sería que nos transfirieran los recursos de incumplimientos, que algunos son de hace muchos años, que no nos obligaría a endeudarnos”, ha sostenido.

Ha insistido en que, si el Gobierno de Pedro Sánchez no tiene ninguna forma de solucionar el bloqueo del PP a la flexibilización del déficit, “no pueden lanzar las culpas” a los partidos que han votado en contra de la nueva propuesta.

Por otra parte, Artadi ha culpado de la huelga del taxi al Gobierno, por no haber “hecho nada” en los últimos años para evitar el actual problema con las VTC, y ha exigido al Ministerio de Fomento que adopte “medidas concretas” para solucionar el conflicto. En particular, se ha quejado de que cuando llega el verano se producen problemas en Barcelona relacionados con competencias que tiene el Estado y que no ha traspasado a Cataluña, en referencia al conflicto por el VTC y los problemas de años anteriores con el Aeropuerto de El Prat. A su juicio, “el principal responsable” de la huelga del taxi es el Gobierno, porque considera que “desde el 2009 tiene el problema sobre la mesa y no ha hecho nada” para solucionarlo, por lo que se ha ido “enquistando”.

Artadi ha criticado la “imprecisión” sobre la solución que pretende aportar el Ministerio de Fomento, al que ha reclamado “medidas concretas”. La consejera ha condenado asimismo los actos violentos de algunos taxistas en estos últimos días de protesta y ha subrayado que cree que “la mayor parte del sector del taxi está de acuerdo en que esto es un error”. En cuanto a los problemas de movilidad derivados de los paros, Artadi ha remarcado que esto compete a la Guardia Urbana de Barcelona.