Trump y el editor del ‘New York Times’ se enzarzan por las ‘fake news’ y la libertad de prensa

El presidente de EEUU no se tomó muy bien que el periodista le contestase a un tuit y descargó toda su rabia en su red social favorita

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el editor del diario ‘The New York Times’, A.G. Sulzberger, intercambiaron este lunes afirmaciones y desmentidos con los habituales ataques de la Casa Blanca a la prensa como telón de fondo.

Trump fue quien comenzó la polémica este lunes por la mañana al desvelar un encuentro privado que mantuvo con el periodista hace días.

“Mantuve un muy buen e interesante encuentro en la Casa Blanca con A.G. Sulzberger (…). Pasamos mucho tiempo hablando de la vasta cantidad de noticias falaces que se divulgan en los medios y sobre cómo los Medios Falaces se han convertido en lo que se ha dado en llamar, ‘enemigo del pueblo’. ¡Triste!”, escribió Trump en Twitter.

Desde incluso antes de asumir la Presidencia, Trump se ha caracterizado por criticar públicamente a aquellas empresas de comunicación que no le son afines e incluso ha utilizado con frecuencia las redes sociales para atacar a periodistas cuando estos han publicado historias que no le complacían.

La respuesta del editor, sin embargo, no se hizo esperar y un par de horas después emitió un comunicado en el que aportaba su versión de esta reunión que, según reveló, tuvo lugar el pasado 20 de julio

“Le dije directamente al presidente que pensaba que su lenguaje no sólo era divisionista, sino que además es cada vez más peligroso“, aseguró Sulzberger en su nota, en la que añadía que había advertido a Trump de que su discurso “incendiario” está provocando un incremento en las amenazas a los periodistas que podría desembocar actos violentos.

Asimismo, el editor no dudó en desmentir la afirmación del mandatario de que son otros los que comenzaron a referirse a la prensa como “el enemigo del pueblo” puesto que fue él, dijo, quien acuñó la expresión al comienzo de su mandato.

Aunque tardó más de lo esperado, Trump volvió a recurrir a su red social favorita para dar réplica a Sulzberger.

“Cuando los medios -motivados por su insano Síndrome del Trastorno de Trump– revelan deliberaciones internas de nuestro Gobierno ciertamente ponen en peligro la vida de muchos, no sólo de los periodistas. ¡Qué antipatriótico!”, bramó Trump al inicio de un hilo de tres mensajes que mostraban a las claras su enojo porque el periodista le hubiera plantado cara.

El mandatario recordó a sus seguidores que el derecho a la libertad de prensa conlleva la responsabilidad de “informar con exactitud” y, sin citar fuentes que respaldaran su afirmación, dijo que “el 90 % de la cobertura” que se hace de su Administración “es negativa”.

“No permitiré que se venda a nuestro gran país a los anti-Trump de la moribunda industria periodística”, prometió, justo antes de señalar al diario ‘The New York Times’ y ‘The Washington Post’ como dos claros ejemplos de esa prensa que no hace más que atacarle, sin tener jamás en cuenta sus logros.

Esta semana la Casa Blanca se ha enfrentado a numerosas críticas por su decisión de denegar el acceso a una rueda de prensa a un periodista de la CNN que, minutos antes, había realizado una serie de preguntas incómodas al presidente en el Despacho Oval.

Esta decisión llevó a la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca a “condenar con vehemencia” la medida e incluso la cadena Fox News, firme defensora de las políticas de Trump, se sumó a las críticas y expresó su “solidaridad” con la CNN.