El PP y Cs piden que Ábalos comparezca ante el “caos” provocado por la huelga de taxis

Las dos formaciones exigen al ministro de Fomento que explique las medidas que tiene previstas en los sectores del taxi y de VTC

El PP pedirá la comparecencia en el Congreso del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ante el “caos” que está provocando la huelga de taxis en España para reivindicar la limitación de las licencias de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC).

Así lo ha anunciado el secretario general del partido, Teodoro García Egea, quien ha criticado la “pasividad intolerable” del Ejecutivo en este asunto que tanto está afectando al turismo y la economía del país.

“Esta pasividad de marcharse de vacaciones dejando sin taxi a los ciudadanos es una gran irresponsabilidad, no solo por las molestias sino porque está perjudicando al turismo y a la economía.

Tras recalcar que la normativa que promovió el PP “abría un punto de encuentro”, García Egea ha acusado también Ábalos de haberse “plegado a los intereses de sus socios” en esta “guerra” que está afectando al desarrollo económico por la “inacción” del Ejecutivo.

Cs también ha pedido la comparecencia en el Congreso de Ábalos para que explique las medidas y acciones que tiene previstas en los sectores del taxi y de VTC. La comparecencia del titular del departamento en la Comisión de Fomento del Congreso tiene también como objetivo consensuar una postura con todos los grupos parlamentarios.

El sector del taxi está en huelga en las principales ciudades españolas para exigir al Gobierno cambios legales que garanticen el cumplimiento del ratio de una licencia de VTC (vehículo con conductor) por cada 30 de taxis, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya suspendido cautelarmente el reglamento del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para las VTC.

El AMB, que preside la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aprobó el 26 de junio un reglamento que condiciona a una autorización previa el ejercicio de la actividad de los servicios urbanos de las licencias VTC, servicios que prestan compañías como Uber y Cabify, en el ámbito metropolitano de Barcelona.

Así, los vehículos de alquiler con conductor tendrían que tener, aparte de la licencia de VTC, una segunda autorización del Instituto Metropolitano del Taxi. De prestar el servicio sin tenerla, se enfrentarían a multas de hasta 4.000 euros.

Para intentar llegar a una solución, el Ministerio de Fomento ha citado para este lunes al sector del taxi y este martes al de VTC, y además ha adelantado de septiembre a el miércoles próximo la Conferencia Nacional de Transporte.