Arcópoli denuncia dos violaciones a dos chicos gays durante el Orgullo

Se trata de la primera vez que la organización LGBT tiene constancia de agresiones sexuales durante la celebración del Orgullo

Durante la celebración del Orgullo en la Comunidad de Madrid del 23 de junio al 8 de julio pasados se contabilizaron 35 incidentes de odio hacia la comunidad LGTB, tres agresiones físicas, 12 verbales, un abuso sexual y dos violaciones a chicos gays, según ha dado a conocer este lunes la entidad LGBT Arcópoli.

En un comunicado, la asociación ha destacado que los incidentes se produjeron en un total de 11 ciudades de la región, en hechos que van desde la agresión física y verbal a la violación, pasando por daños a la propiedad, expulsiones de casa o mensajes de odio de diversos tipos.

“Durante los días de la celebración del Orgullo en Madrid hemos registrado varias agresiones verbales, con insultos y amenazas a personas LGTB, así como una tentativa de abuso sexual por parte de varios chicos heterosexuales a una pareja gay durante la manifestación para humillarles públicamente”, explica Arcópoli.

Además, hubo una agresión física a un trabajador en un restaurante y un chico denunció que un taxista cuando vio que era gay, le bajó del coche, le agredió físicamente y le dejó tirado.

Y la noche del Orgullo, en un local en Argüelles donde una discoteca celebraba una sesión “gay”, un chico sufrió una agresión física con fractura de mandíbula después de que otro chico le diera un empujón, le dijera que “los maricones no deberíais estar aquí” y le diera un cabezazo; además fue expulsado del local por estar “implicado en una riña”, según ha explicado el colectivo LGTB.

También han tenido constancia de dos violaciones a dos chicos de menos de 25 años en la ciudad de Madrid el fin de semana de la manifestación del Orgullo, una de las cuales ha sido denunciada ante la policía y hay varios detenidos, puesto que fue una violación múltiple, aunque la otra no ha sido todavía puesta a conocimiento policial.

Arcópoli ha señalado que en la ciudad de Rivas-Vaciamadrid se apedreó un coche por llevar una bandera arocoíris en su interior, mientras que una madre de Parla expulsó del hogar familiar a su hijo de 18 años por comunicarle que era gay.

Igualmente, han documentado pintadas homófobas en Algete, donde se celebró el Orgullo por primera vez este año, Torrelodones, y varios distritos de Madrid; mientras que aparecieron varios carteles de “Arcópoli not welcome” en Torrelodones, Algete, Getafe y Galapagar, y se tiraron huevos a banderas arcoíris en El Escorial.

Arcópoli ha recordado que, en lo que va de año 2018, se han contabilizado hasta 179 incidentes de odio en toda la Comunidad de Madrid, un número que es “desgraciadamente muy similar al de 2017”, por lo que han destacado que “nada apunta a que estén bajando los incidentes de odio” en la región.