Montero afirma que el Gobierno no se va “achantar” tras el rechazo a la senda del déficit

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que el Gobierno que preside Pedro Sánchez no se va a "achantar" tras no lograr que el Congreso aprobara el pasado viernes la senda de estabilidad y el techo de gasto, y advierte de que, pese a que es consciente de que recibirá "algún que otro revés" más, seguirá negociando para alcanzar una "mayoría de izquierdas" capaz de poner en marcha "políticas que cambien la vida de la gente".

La ministra ha apelado ea la “responsabilidad” y “utilidad” de los partidos de izquierda para permitir al Gobierno de Sánchez poner en marcha medidas que benefician a la ciudadanía. Montero se ha expresado así en un acto de partido en Mérida (Badajoz), donde ha estado acompañada por el secretario general del PSOE de Extremadura y presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

Montero ha criticado el rechazo a la senda de estabilidad, lo que supone “austeridad y más recortes”, e impedir al país coger “oxígeno” y que “siga transitando una cuesta empinada”.

Ha lamentado que los partidos de izquierda y nacionalistas “se pusieron de perfil” al no apoyar la propuesta del PSOE, que representa “recuperar derechos para los ciudadanos”, y ha aseverado que es “mentira que no se negociara” ya que se había “hablado hasta la saciedad de las ventajas” de la misma.

Además, ha cuestionado la “regeneración” del PP que representa Pablo Casado, con un discurso de “más derecha y más sectarismo”, que prima “los intereses de unos pocos a los del conjunto de la sociedad” y del que “no se puede esperar nada”.

“Queremos ser más austeros que en Europa”, ha aseverado la ministra, para quien “cuando el PP aplicaba recortes porque, según ellos, se lo pedía Europa, era mentira. Los aplicaban porque está en su ADN y por eso, votaron en contra”, al tiempo que ha acusado a Ciudadanos de tener “el mismo discurso” y querer “más recortes”.

Ante los que señalan la “debilidad” del Gobierno, ha dicho que el proyecto del PSOE “tiene futuro” y seguirá trabajando para, con “diálogo”, “capacidad de escucha” y “la mano tendida”, alcanzar acuerdos pero es preciso que la otra parte dé “un paso”.

Ha subrayado que mientras en el Congreso se debatía la senda de estabilidad, el Consejo de Ministros restituía la sanidad universal, para que ésta no depende de la cuenta corriente, las becas de educación, con 10 millones más, un plan de dignificación del trabajo para combatir “la precariedad” y una oferta de 30.000 empleos públicos.

La ministra de Hacienda ha abogado también por un sistema de financiación “distinto” y una fiscalidad “justa” que permita redistribuir la riqueza y que el que “más tiene más aporte a la caja común para que “todos podamos recibir en igualdad de condiciones”.

Ha afirmado que algunos reivindican “tener más porque aportan más”: “que sepan que se van a encontrar con un sur fuerte”, ha mencionado, en alusión a Andalucía, de donde procede, y Extremadura, comunidades “hermanadas”, que tienen que “superar la brecha de desempleo, converger e incorporarse en plenitud a España”.

Para Montero, el país se construye “desde la inclusión no la exclusión”. “No podemos dejar que una parte de España sea distinta” y ha asegurado que el Gobierno “va a pelear porque aquellos que se quieren marchar, se quieran quedar en España”.

Tanto la ministra como Guillermo Fernández Vara, que se han dirigido elogios mutuos, han defendido la moción de censura de Sánchez, porque era lo que “el país necesitaba”, para poner fin a la “corrupción” y devolver la “dignidad” a la política.

Ambos han aludido también a los “40 millones” que supondrían para Extremadura el aumento de la capacidad de déficit que pueden tener las comunidades.

El presidente extremeño ha censurado a quienes afirman que el PSOE aplica una política de “gestos” y se ha preguntado si gestos es restituir la sanidad universal e impedir que “la gente se ahogue en el mar o pueda enterrar a sus muertos”.

“Los que entienden que todo esto son gestos, es porque para ellos la política solo son ‘perras'”, ha aseverado el líder del PSOE.