Los taxistas Barcelona mantienen la huelga indefinida pese a la oferta diálogo de Fomento

Los taxistas de Barcelona han acordado hoy mantener la huelga indefinida, a pesar de que el Ministerio de Fomento ha ofrecido diálogo a las asociaciones del taxi, con las que se reunirá la próxima semana para abordar el conflicto por las licencias de vehículos con conductor, las VTC.

Los taxistas se han reunido en asamblea tanto por la mañana como por la tarde en la confluencia de Paseo de Gràcia con la Gran Vía de Barcelona, que sigue ocupada en su tramo central por unos 1.400 taxis, según cifras de la Guardia Urbana, y han decidido seguir con la huelga.

El paro, en protesta por la decisión del TSJC de mantener en suspenso el reglamento metropolitano que buscaba poner coto a las nuevas licencias de VTC, ha dejado sin taxis Barcelona y puntos como el aeropuerto de Barcelona o la estación de Sants.

“La huelga solo la para Fomento”, ha proclamado el portavoz de Elite Taxi, Alberto Álvarez, que ha dado por sentado que los taxistas volverán a pasar la noche allí y que ha exigido al Gobierno cambios legales para frenar estas nuevas licencias VTC en el próximo Consejo de Ministros.

El Ministerio de Fomento ha anunciado hoy que convocará a las principales asociaciones y federaciones del Taxi y de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) a sendas reuniones la próxima semana, para abordar los problemas que les afectan, ha anunciado hoy en un comunicado.

Los taxistas urgen al ministerio a no autorizar nuevas licencias de VTC y a modificar el reglamento de transporte terrestre para blindar la proporción de una licencia de este tipo por cada 30 de taxis en el próximo Consejo de Ministros.

“Si hacen modificaciones legislativas para que las licencias urbanas queden blindadas, la huelga se va a desconvocar”, ha asegurado hoy el portavoz de Élite Taxi, la asociación más representativa del sector del taxi en el área metropolitana de Barcelona.

“Estaremos aquí el tiempo que haga falta. Esto es una apisonadora. No lo para nadie”, ha sentenciado este portavoz.

Además de vaciar de taxis las paradas del aeropuerto, grupos de taxistas han hecho también protestas en los accesos al Prat.

La falta de taxis ha hecho que se formaran largas colas para coger tanto el metro como el Aerobus, que enlaza el aeropuerto con el centro de Barcelona.

RELACIONADO